Teatro Pushkin de Moscú abre temporada con espectáculo benéfico para médicos

El Teatro dramático Pushkin de Moscú abre este sábado su temporada 71 con el estreno de “Las confesiones falsas”, una puesta en escena contemporánea de la obra homónima del dramaturgo francés Pierre de Marivaux, en una función benéfica para médicos que llevan meses combatiendo la pandemia de la COVID-19.

Loading...

“Hoy, tras una larga pausa provocada por la situación epidémica generada por el nuevo coronavirus, el Teatro Pushkin abre una nueva temporada, la número 71, y volverá a reunirse con sus espectadores”, declaró la portavoz del teatro, Valeria Pánova, citada por TASS.

Según la representante del teatro, el estreno estaba previsto inicialmente para abril, “pero tuvo que ser pospuesto por la pandemia”.

“La presentación de hoy será benéfica, para los médicos del Hospital Clínico 71 ‘Zadkévich’, para expresar nuestra sincera gratitud a todos sus trabajadores por esta hazaña profesional. Admiramos su valor, responsabilidad y bondad”, añadió Pánova.

La portavoz señaló que los espectadores que adquirieron las entradas para esta puesta en escena en abril pasado no aceptaron su reembolso y aceptaron el cambio de fecha.

“En estos momentos no quedan entradas ni para agosto ni para septiembre”, indicó.

El director de la obra, Evgueni Piskariov, indicó que se trata de una pieza que mantiene su vigencia.

“Leemos la pieza de Marivaux como si hubiese sido escrita hoy y no en 1.737. Es una historia sobre nuestras vulnerabilidades, la fragilidad de nuestro corazón. Enseña que las circunstancias externas -el estatus social, la edad, el dinero, los complejos y miedos- son una falsa protección ante el amor”, explicó.

Aunque el texto en ruso usado para el montaje es la traducción antigua, tal como la pudo presenciar en su momento Pushkin, el director se permitió “limar algunas florituras”, trasladar la acción al siglo XXI y acompañar la puesta con música contemporánea.

Piskariov admitió que la pandemia ha afectado gravemente al teatro.

“Estamos dispuestos a presentarnos a media sala, pero pienso que incluso si permiten vender todas las localidades, la demanda de entradas caerá, porque la gente tiene mucho miedo al coronavirus”, dijo.

Y es que el Teatro Pushkin está acostumbrado “a las salas llenas”.

“Durante los últimos siete años jamás hemos tenido localidades vacías. Pero si antes acudían a todas las piezas, ahora solo vendrán a las mejores”, concluyó.

EFE

Loading...