Hasta una cierta hora realizan cesáreas en esta maternidad

282

Por su gran infraestructura, muchas mujeres lo conoce, porque han ido a dar a luz en sus salas o por sus grandes letras plateadas y rojas sobre fondo gris en la entrada. Le dan el nombre del presidente que lo construyó: Hospital Materno Infantil Hugo Chávez.

Las puertas principales conservan aún su fachada original. Blancas y de gran tamaño, permanecen cerradas, incluso, a plena luz del día. En la avenida sobresalen los árboles alineados en el borde de la acera. La mujer del quiosco arregla los periódicos que aún le quedan por vender.

En Inversiones Jaimez, el local de empanadas y tequeños junto al edificio, se preparan para cerrar. Los niños en el parque se deslizan desde el tobogán y se columpian una y otra vez. El tumulto de gente que se acumula frente al hospital se pelea cuando llega el autobús, igual que en las horas pico en las mañanas.

El materno, ubicado en Los Jardines de El Valle, en Caracas, se ha vuelto muy conocido en estos días. En lo alto de los barrios que lo rodean, y en los edificios de clase media a su alrededor, las personas hablan de los niños que mueren allí o de los partos que no atienden.