Pussy Riot víctima de posible envenenamiento, deja el hospital de Berlín

Loading...

El activista del grupo ruso Pussy Riot Pyotr Verzilov, hospitalizado en Berlín por un posible envenenamiento ocurrido en Rusia, abandonó el hospital este miércoles, anunciaron los médicos en un comunicado.

También te puede interesar: Jennifer López alborota las redes al mostrar sus fornidos bíceps

Pussy Riot
Imagen referencial

“El estado de salud del paciente ha mejorado considerablemente”, precisan los médicos que lo atendieron, añadiendo que la “absorción” de un veneno sigue siendo “la explicación más plausible” del deterioro repentino de la salud del activista, que había requerido su hospitalización, primero en Moscú, y luego en Berlín, adonde había sido trasladado diez días atrás.

Piotr Verzilov, de 30 años, había sido hospitalizado en estado grave tras ser trasladado desde Moscú por una oenegé.

“Ya estoy bien de nuevo, espero salir lo antes posible. Y quiero volver a Rusia”, había declarado en una entrevista difundida este miércoles por el diario alemán Bild. Decía además “apenas recordar lo que sucedió”.

Verzilov es uno de los cuatro miembros de Pussy Riot que saltaron al terreno de juego durante la final del Mundial de fútbol en Rusia, vestidos con uniformes de policía. Fueron condenados a 15 días de detención.

También es el fundador del sitio MediaZona, que informa sobre los juicios a defensores de los derechos humanos en Rusia.

“Hay dos razones por las cuales los servicios secretos rusos podrían haberme envenenado: por una parte, la acción de la final del Mundial, que les incomodó, y por otra parte, mis vínculos con los tres periodistas rusos asesinados en África”, explica al diario.

Estos tres periodistas fueron asesinados el 30 de julio en la República Centroafricana, donde investigaban a un grupo de mercenarios rusos, para un medio fundado por el adversario del Kremlin Mijaíl Jodorkovski.

Verzilov había trabajado con uno de estos periodistas. “Quería y quiero investigar lo que les pasó a estos tres periodistas. Es quizás por esto que los servicios secretos intentaron envenenarme. Creo que es más probable que se trate de esto que del partido del Mundial”, insistió el activista.

“Creo firmemente que son los servicios de inteligencia rusos los que me envenenaron, quizás el GRU”, la inteligencia militar, precisó Verzilov.

Según él, “el envenenamiento fue tan profesional que no se puede pensar otra cosa”.

Su hospitalización tuvo lugar en un contexto de tensiones diplomáticas con Rusia por el caso Skripal.

El exespía ruso Serguéi Skripal y su hija fueron envenenados a comienzos de marzo en Salisbury, Inglaterra, con una potente sustancia neurotóxica denominada Novichok, un intento de asesinato que el gobierno británico atribuyó a Rusia, que niega categóricamente toda implicación.

Fuente: AFP

Loading...