Muertos cinco individuos en el sector Manuelita Sáenz

Loading...
En la comunidad de Manuelita Sáenz se escenificaron los hechos

Aunque no hubo información oficial, se tuvo conocimiento de manera extraoficial que alrededor de 80 funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, adscritos a los ejes de Homicidios de Santa Cruz, Investigaciones de Hurto y Robo de vehículos, Contra Bandas y la Subdelegación de Cagua, tomaron por sorpresa varios sectores del municipio Sucre tras la búsqueda de bandas vinculadas con una diversidad de delitos y con otros hechos tipificados y sancionados en la legislación venezolana.

 

Con sus rostros humedecidos por el llanto, expresaron: “Nosotros queremos enterrar a nuestros muertos”
Víctor José Arteaga, muerto

Se dijo a los reporteros que en la comunidad de Manuelita Sáenz en Cagua, se registró en horas de la madrugada de este viernes una situación irregular con un grupo de sujetos que al parecer cometía sus fechorías -previo a las investigaciones- fuera de la jurisdicción identificándose como agentes de la extinta PTJ.

 

Los falsos funcionarios se presentaban en las quintas y residencias portando el uniforme del Cicpc para ejecutar sus acciones ilícitas como robo y hurto, extorsión y otros actos delictivos.

Durante la incursión policial, los sospechosos hicieron uso de sus armamentos, originándose luego un enfrentamiento con un saldo de cinco personas muertas e igual número de armas incautadas.

Los cuerpos fueron trasladados a la Morgue de Caña de Azúcar sin ningún tipo de identificación y en las próximas horas se les practicaría la autopsia de ley.

Según la familia, Víctor Arteaga dormía en su recámara

LUGARTENIENTE

Por otro lado, se indicó que Brayan Ascanio fungía como lugarteniente de la banda “El Coti”, líder negativo del sector, y de acuerdo a las averiguaciones, se vinculaba con los delitos de robo y homicidio.

Los sospechosos asaltaron a unas personas que se movilizaban en una camioneta, marca Toyota, modelo Hilux, de color blanco y dieron muerte a una de ellas, identificada como José Fernando La Greca (28), quien era un destacado coleador en la población de San Mateo, municipio Bolívar.

El móvil se relacionó con el robo del vehículo y demás pertenencias.
Para ese entonces los sujetos se identificaron como funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas.

Uno de los sitios donde se escenificó el supuesto enfrentamiento

SE PRONUNCIARON LOS FAMILIARES

Ante la escueta información obtenida del caso, los reporteros de este diario se trasladaron al sitio para conocer sobre la situación e identificar a los fallecidos en ese hecho.

Amparados en sus derechos constitucionales, los familiares inicialmente descalificaron a los periodistas, llamándolos amarillistas y por no tomar en cuenta sus denuncias sobre lo ocurrido.

Una vez que calmaron sus ánimos, los dolientes aseguraron que en Manuelita Sáenz no hubo ningún enfrentamiento con las personas que murieron en tales circunstancias sino un ajusticiamiento. Se preguntaron lo siguiente: ¿Dónde están los heridos o los muertos del lado contrario?

También te pueden interesar:De seis tiros lo mataron al intentar mediar en una pelea

Los afectados, que no se identificaron por medidas de seguridad y prefirieron mantenerse en el anonimato, expresaron que ellos (Cicpc) ingresaron a las residencias aproximadamente a las 4:30 de la madrugada cuando los jóvenes dormían en sus habitaciones.

En su incursión causaron daños a las viviendas y mataron a cinco personas, comentaron los querellantes, quienes agregaron además: “Ahora ustedes, como son aliados de esos funcionarios, van a reseñar que nuestros familiares andaban armados, lo cual es totalmente falso”.

Sin embargo, este redactor les respondió a los parientes que “nuestra función es la de informar de manera imparcial y objetiva de los hechos de cualquier naturaleza. Cumplimos una sagrada misión de narrar y describir los sucesos, tomando en cuenta las dos partes, y eso es lo que hacemos. Por eso estamos aquí, buscando la información”.

IDENTIFICARON A LOS FALLECIDOS

En un tono amistoso y exigiendo justicia, los familiares identificaron a los jóvenes muertos en la incursión policial. Uno de ellos fue identificado como Jonathan Torres (23), padre de un niño y de oficio obrero; Brayan Asdrúbal Ascanio Almeira (23), padre de una niña de dos meses de nacida y un tercero que era conocido como “Germaín”, identificado como Noveel Lara. Todos ellos cayeron en la calle 15 de Manuelita Sáenz.

Mientras que en la calle 11 falleció Víctor José Arteaga, quien trabajaba en una empresa de elaborar galletas y además era tamborero. Tocaba para un grupo musical del municipio Sucre. Y en la calle 7 murió Hecnilson Raymel Páez, alias “El Rayme”, quien trabajaba de caletero en el Mercado Mayorista, en la Intercomunal Turmero.

PIDEN QUE LES ENTREGUEN SUS MUERTOS

Por otro lado, los vecinos a través de este medio de comunicación social solicitaron al Ministerio Público y a la División de Homicidios del estado Aragua que agilicen la entrega de los cadáveres para darles cristiana sepultura “a nuestros hermanos del barrio”.

“Queremos velarlos y rendirles homenajes como seres humanos”, expresaron a los periodistas de elsiglo. Defendieron el comportamiento de las personas fallecidas como ciudadanos trabajadores y responsables de sus actos.

 

LUIS ANTONIO QUINTERO | elsiglo
fotos | RAFAEL SALGUERO

Loading...