Un lujo tomarse un negrito o un con leche en las panaderías

Loading...
En tiempos recientes, los ciudadanos se daban el lujo de detenerse todas las mañanas en una panadería para degustar un delicioso cafecito o simplemente un “nescafé”, sin que faltara un delicioso dulce o una empanadita, sin embargo, la actual situación económica del país hizo que todo diera un giro de 180º, obligando a los consumidores a alejarse cada vez más de las panaderías debido a los altos costos.
Pedro Coronado

Y es que un café pequeño tiene un valor de 35 mil bolívares, uno mediano en 70 mil y uno familiar entre 100 y 140 mil bolívares, lo que suma una cifra superior al salario mínimo si se sale en pareja o en familia, y mucho más si se hace acompañar de un cachito, empanada o pastelito.

Gustavo López

En este caso, Gustavo López dijo que “el nescafé está incomprable, de vez en cuando puedo tomarme mi cafecito. Y a la hora de salir con mi pareja es imposible consumir algo en la calle. Un hombre ya no tiene como brindarle una bebida o un almuerzo a una mujer, todo está por las nubes”.

Por su parte, César Monsalve comentó que “la situación económica está demasiado ruda para comprar alguna bebida en panaderías u otros comercios, esperamos todo esto pase, que los pecios bajen”.

(Lea también: Guacamayas continúa trancada en Ribas)

De igual forma, Wilson Navas señaló que “muchas veces no hay efectivo para tomarse un negrito, en otros casos debes cancelar por punto electrónico, pero te quieren cobrar el doble”.

Pedro Coronado finalmente expresó que “todo está excesivamente elevado, prácticamente sin control, cada vez que puedo me doy mi lujo”.

RAIZA VILLAFRANCA | elsiglo
fotos | DENYS SÁNCHEZ

elsiglocomve elsiglotv

Loading...