Mucha gente y pocas ventas en el centro de Maracay

176

Durante el primer fin de semana del mes diciembre, las calles y comercios del casco central de Maracay lucieron repletas de consumidores, que salieron en busca de ofertas que ayudarán a contrarrestar el golpe inflacionario.


Efectivamente, los clientes se encontraron estos últimos días inmersos en un ambiente lleno de incertidumbre, debido al descontrol del dólar y a la incertidumbre sobre el posible regreso al control de precios de los productos de primera necesidad.


Ante este panorama, los comerciantes de la entidad aseguran que el aumento de la afluencia de personas en los comercios se debe principalmente a la activación de la temporada decembrina.


Sin embargo, los comerciantes notan que esta movilización no implica mejores ventas, debido a que la gran mayoría de las personas solamente salen en busca de los productos esenciales, limitando así el impacto del aumento de la afluencia de consumidores.

VENTAS ALGO FLOJAS


Julio Medina, comerciante, manifestó que durante la primera semana del mes de diciembre las ventas estuvieron “algo flojas”, ya que, a pesar de que se ve cierto movimiento de usuarios, muchos se marchan de los negocios sin comprar ya que los costos de la mayoría de los rubros descuadran su presupuesto.

Julio Medina


“El desbarajuste del dólar nos tiene patas arriba. Hasta que no estabilicen esa situación la economía no avanzará. A diario tenemos que ajustar los precios, si no lo hacemos quebramos y es peor porque muchos dependemos de esto, es nuestra única fuente de empleo y nos toca adaptarnos”, dijo Medina.


Asimismo comentó que se encuentran a la espera de la gaceta que establezca la lista de precios de los productos priorizados, la cual fue anunciada por la Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (Sundde) en días recientes en sus redes sociales, pero luego de varias horas fue retirada misteriosamente.


“Eso nos tiene a la expectativa. No sabemos si se aplicará o no. Tengo entendido que la lista fue borrada, sin ninguna explicación, hay que esperar, por ahora no se está aplicando”, aseveró.


Por su parte, Thaís González comentó que la inflación ha hecho que muchas familias no cuenten con los recursos mínimos para comprar alimentos al menos para una semana, ante lo cual casi todo el mundo compra solo lo esencial; “eso de darse un gustico quedó en el pasado.

Thaís González

Si hay gente en las calles, vienen, preguntan por los precios…Quien tiene el dinero se lleva el producto, quien no sigue su camino hasta encontrar uno que se ajuste a su presupuesto, así estamos”.


González acotó que como comerciantes necesitan una respuesta a toda esta situación complicada, puesto que con el pasar de los días todo aumenta y ninguna autoridad hace nada para detener el descontrol.


“Muchos de nosotros somos padres y madres de familia. El dólar cada día sube, los proveedores nos suben la mercancía, nosotros tenemos que ajustar todo, muchos compañeros han tenido que cerrar porque de verdad se hace insostenible”, condenó.

HABLAN LAS AMAS DE CASA


En un recorrido realizado por el equipo reporteril de elsiglo por mercados de la entidad se sondeó la opinión de amas de casas que se encontraban realizando sus compras semanales, quienes coincidieron en comentar que hoy en día salen en busca de comprar “lo que se puede”.


Al respecto, Liliana Silva aseguró que cada semana es un vía crucis para adquirir los alimentos, pues sale de su casa con un presupuesto y al llegar al mercado se consigue con otros precios que, claramente se salen de su alcance.

Liliana Silva


“Ya uno sabe dónde se puede comprar y dónde no, uno trata de buscar precios accesibles porque de verdad todo está costoso y lo poco que uno se gana se va en tres cositas”, lamentó Silva.


En cuanto al movimiento de usuarios, Silva enfatizó que se debe a la época decembrina, pues muchas personas cobran sus beneficios laborales y salen en busca de surtir sus alacenas en la medida de lo posible.


“Eso de compras nerviosas ya acá en Venezuela no se ve. Aquí nos arropamos hasta donde nos llegue la cobija, eso era antes que uno se preparaba para enero, pero todo cambió, al parecer todo el año ha sido enero porque se ha sentido la pelanzón”, apuntó.


Por su parte, Lucía La Rosa declaró que le tocará hacer malabares para estirar lo poco que compró, pues lo que cobró no le alcanza para cubrir ni siquiera la primera quincena de diciembre.

Lucía La Rosa


“La cosa está muy mudo, a veces nos cohibimos de comprar algunos productos para llevarnos otros que es primordial. Cada día nos empobrecemos más, escuché sobre una fulana lista, pero eso será lo mismo, no funcionará mientras haya ese descontrol del dólar que nos asfixia”, expresó.

Nancy Torres


Finalmente, Nancy Torres, ve con preocupación el alza del dólar, pues los mismos comerciantes se han encargado de “devaluarlo” con su ajuste desproporcionado sin importarle el bolsillo del pueblo.

HERNÁN GONZÁLEZ | elsiglo
fotos | JOEL ZAPATA