Homicida del herrero huyó del sitio en un vehículo

93

Funcionarios de la Base de Homicidios de San Pablo en Turmero del municipio Santiago Mariño del estado Aragua, manejan algunas pistas de los delincuentes que el lunes a las 5:00 de la tarde asesinaron a un ciudadano que en ese momento ejercía las labores de herrería en el porche de su residencia, situada en la calle Santa Bárbara, al lado de la Escuela de Agricultura, en el barrio Rafael Caldera, en Sorocaima.

De acuerdo a las investigaciones, la hipótesis que mayor fuerza cobra es el sicariato, ya que el homicida, aparentemente fue contratado para ejecutar esa encomienda sangrienta.

Se dijo que el individuo no llegó a pie como se dijo en un principio, sino en un vehículo, cuyo conductor lo dejó a unos metros de la vivienda, en donde se cometería el crimen.

Antes de eso, los ocupantes del carro, del cual no se ofrecieron detalles, pasaron varias veces por el frente a la casa y una vez que visualizaron a su víctima en su área de trabajo, uno de ellos descendió del automóvil.

Cuando faltaban pocos metros para ingresar al sitio, el delincuente se colocó la capucha e ingresó violentamente al porche, y en presencia de la esposa del herrero y dos hijos, accionó el arma de fuego contra la humanidad de Oswaldo José Hernández Vieira, de 38 años de edad.

La persona murió casi de manera inmediata, y una vez que se desplomó en el suelo, el antisocial salió rápidamente de la residencia y huyó en el vehículo que lo esperaba a menos de media cuadra.

También te puede interesar: Detenida madre que vendió a su hija por 500 dólares

Al utilizar la capucha, según la suposición que se maneja, entre el victimario y su victima se conocían, y el asunto se debería a algo personal. Al hombre no le robaron sus pertenencias ni mucho menos tenía cuentas pendientes con nadie ni mucho menos con la justicia.

Oswaldo era una persona muy responsable de sus actos y no tenía problemas con sus vecinos. Como la vida está sumamente costosa y los salarios no alcanzan para cubrir los alimentos, Hernández Vieira se ganaba el sustento diario “matando sus tigritos” en la casa.

Luego de haberse cometido el hecho, hicieron acto de presencia funcionarios de la Policía de Aragua y de la Policía Municipal de Mariño, así como la Base de Homicidios del Cicpc de Turmero.

Los sabuesos tomaron declaraciones de algunas personas, y la investigación se orienta por buen camino. El caso podría quedar resuelto en el transcurso de las próximas horas.

PIDEN AYUDA

Por otro lado se informó que la esposa del herrero es una persona de muy bajos recursos económicos, y este miércoles salió a la calle a pedir la ayuda de los entes oficiales. El entierro se llevaría a cabo en el Cementerio Municipal de Cagua.

LUIS ANTONIO QUINTERO | elsiglo