Karol Sevilla vuelve a Disney con “Siempre fui yo”

119

Catapultada a la fama mundial gracias a su papel protagonista en “Soy Luna”, la actriz mexicana Karol Sevilla vuelve a la órbita de Disney con “Siempre fui yo”, una serie de diez capítulos que mezcla drama, música y romance y que supuso uno de los mayores retos en su carrera profesional.

Karol Sevilla siempre fui yo
FOTO: CORTESÍA

En una entrevista, Sevilla (Ciudad de México, 1999) reconoce que interpretar a Lupe, la personaje principal de “Siempre fui yo”, fue un desafío que le “costó mucho”, tanto por sus rasgos personales, muy distintos a los suyos, como por realizar todo el rodaje en Colombia.

“Siempre es un reto estar en otro país y no ser local, ser mexicana y que todos sean colombianos fue como ok, va… Y (Lupe) es un personaje totalmente diferente a lo que estaba haciendo o a mi personalidad”; señala Sevilla desde un hotel de Buenos Aires, ciudad que considera como su segunda casa.

INTRIGA Y MÚSICA EN COLOMBIA

La serie, que se estrenó este miércoles en la plataforma de Disney + para países hispanohablantes; arranca con la muerte del padre de Lupe, conocido como el “Faraón” (Christian Tappan), uno de los ídolos musicales en Colombia.

Atormentada por esta noticia, Lupe viaja hasta Cartagena (Colombia) para asistir al funeral, pero pronto comienza a sospechar que el fallecimiento de su padre no fue del todo accidental; por lo que decide apuntarse a un concurso en homenaje al “Faraón” para obtener más detalles sobre lo sucedido.

Este hecho constituye el punto de partida de una historia que combina misterio, romance y, sobre todo, mucha música, con trece canciones originales que Sevilla interpreta en compañía del joven cantautor colombiano Pipe Bueno; el otro protagonista de la serie en su papel de Noah.

“Pipe Cano (director de ‘Siempre fui yo’) nos ayudó muchísimo para que todo se complementara de la forma más orgánica posible. De hecho, nos la pasamos peleando toda la temporada, porque es un amor-odio el que se tienen Lupe y Noah”; confiesa Sevilla, agregando entre risas que, en ocasiones, se sentía como un chihuahua luchando contra un rottweiler, por la diferencia de estatura entre ambos.

Aunque en la vida real se desenvuelve con suma naturalidad sobre los escenarios, la actriz mexicana confiesa que tuvo que cambiar por completo el “chip” a la hora de encarnar a Lupe; una chica que sufre un problema paralizante: el miedo a cantar en público.

Sevilla recuerda, en este sentido, uno de los momentos más complicados en el set de grabación. Cuando tuvo que filmar una escena de pánico escénico especialmente dura.

“Empezamos a grabar y comencé a sentir ese pánico bien fuerte, me sentí muy incómoda y muy mal, empecé a llorar de verdad y, de repente, cuando terminó la escena, Pipe Cano fue conmigo y me dijo ‘felicidades, lo lograste'”; afirma, para subrayar que los espectadores podrán identificarse no sólo con Lupe, sino “con todos los personajes que están en la serie”.

También te puede interesar: Warner Bros. negocia con Lady Gaga para coprotagonizar “Joker”

FAMA Y RESPONSABILIDAD

Con más de 14 millones de seguidores en la red social Instagram, Sevilla siente una gran responsabilidad a la hora de aceptar unos proyectos u otros. Dejándose llevar siempre por su intuición: “Si me voy a arriesgar a hacer un personaje es porque me voy a arriesgar, pero con todo, no me voy a arriesgar un poquito”; sostiene.

Respecto a la presión que lleva aparejada la popularidad, la también estrella del pop mexicana prefiere bajarse del púlpito de la fama y mostrarse como una “persona normal”; un ser humano “que siente, que llora y que grita” como cualquier otro y que puede cometer errores y aciertos.

“Creo que en mis redes sociales no me proyecto como esa artista inalcanzable. Me puedes encontrar en el supermercado, con chanclas y en pijama, y soy la persona más real y más yo. Con el público tengo eso, me cuentan sus problemas personales y a veces me siento hasta psicóloga, es muy interesante ese rol”, asegura.

En cualquier caso, Sevilla confía en que su regreso a Disney tenga un gran “impacto”; puesto que eso significaría que “Siempre fui yo” consiguió llegar “al corazón de la gente”.

“Sin duda, creo que es un proyecto que demuestra que Disney está abriendo mentes, (tratando) cosas que pasan en la vida cotidiana. Que no es un mundo color de rosa, sino el mundo real”; concluye la actriz, sobre una serie que terminó por convertirse en la “mejor experiencia” de su vida.

FUENTE: EFE