Inflación en Argentina se modera 9 décimas en noviembre hasta el 51,2 %

El índice de precios al consumidor (IPC) de Argentina se desaceleró en noviembre a un 2,5 % mensual y 51,2 % interanual, lo que para el Gobierno refleja la influencia de los acuerdos de precios que llevó adelante desde octubre pasado, pero que los economistas consideran un alivio momentáneo teniendo en cuenta que persiste un nivel alto pese a las anclas antiinflacionarias que están activas.

Loading...

La evolución mensual de los precios en noviembre se desaceleró un punto porcentual respecto del bimestre septiembre y octubre, cuando se registró un alza del 3,5 % mensual, llegando al menor registro del año junto con agosto; en tanto la variación interanual de los precios bajó 9 décimas respecto del 52,1 % mes anterior.

El reporte del Indec señaló que la subida en los alimentos y bebidas no alcohólicas, del 2,1 %, ha sido la de mayor incidencia en la mayoría de las regiones, donde lo que más aportó fue el aumento de carne y derivados y en menor medida pan y cereales, parcialmente compensados por la baja de verduras, tubérculos y legumbres.

Entre las subidas registradas en noviembre se destacan el rubro restaurantes y hoteles (5 %), el de prendas de vestir y calzado (4,1%) y el de equipamiento y mantenimiento para el hogar (2,7 %), en cambio los segmentos que mostraron el menor aumento fueron los de educación y comunicación, ambos con una subida del 0,8 %.

De acuerdo con el informe oficial, los bienes tuvieron el mes pasado una variación positiva del 2,5 % mensual y los servicios, del 2,4 % mensual, unos datos que ascienden al 53,7 % y el 44,7 %, respectivamente, en la comparación interanual.

CONTROLES DE PRECIOS

El Gobierno del peronista Alberto Fernández había ordenado en octubre último un congelamiento de los precios de más de 1.400 productos de la denominada "canasta básica" hasta el próximo 7 de enero, con el objetivo de frenar el avance del precio de los alimentos.

Portavoces de prensa del Ministerio de Economía destacaron que fue tras "la aplicación del programa de Precios Cuidados" que el rubro alimentos y bebidas no alcohólicas se desaceleró en noviembre desde el 3,4 % en octubre en "casi todos los rubros", excepto en el de carnes, que sufrió el impacto de la suba de la carne vacuna.

El acuerdo de precios también influyó en la división bebidas alcohólicas y tabaco (1,1 %) y Bienes y servicios varios (2 %), debido al impacto en productos de cuidado personal, según la misma fuente.

Para completar esa canasta de productos, el secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti, anunció este lunes un acuerdo adicional para ofrecer cinco cortes de carne vacuna a precios un 35-40 % inferiores a los actuales en los días previos a Navidad y Año Nuevo.

El funcionario también comunicó que la próxima etapa del control de precios, a partir del 8 de enero, tendrá la forma de un acuerdo voluntario con el sector privado, sobre la base de 1332 productos, por un año, con una pauta de corrección mensual y revisiones trimestrales, tanto de precios como de los productos que conformen la canasta.

RESPIRO MOMENTANEO

El dato mensual de inflación de noviembre (2,5 %) sorprendió a los privado, ya que el relevamiento de expectativas realizado por el Banco Central preveía 3,1 %.

Para los privados, todavía sobresale como negativo que la inflación núcleo (3,3 % en noviembre) mantiene los registros altos, ya que suma 14 meses consecutivos por encima del 3% mensual.

"Es un respiro momentáneo que no habría que festejar cuando todas las anclas antiinflacionarias están activas", dijo a Efe la economista de LCG Melisa Sala, al recordar "los precios de los servicios regulados planchados, un supuesto congelamiento de precios y el tipo de cambio que en noviembre todavía no se había acelerado".

Sala consideró que "la brecha cambiaria de un 100 % es la razón por la cual no se desacelera la inflación, que es reflejo de la incertidumbre" de una posible corrección cambiaria, que se traslada a que se fijen precios para conservar o adelantar márgenes o porque no se sabe qué precio fijar.

Según el relevamiento de expectativas del Banco Central, los precios subirían 3,4 % en diciembre, para acelerarse en enero y febrero próximos hasta el 3,7 % y ascender el 4 % en marzo de 2022.

La inflación de este año ya superó el alza de precios del 29 % que había proyectado inicialmente el Gobierno de Alberto Fernández para 2021, en tanto los últimos pronósticos que recaba el Banco Central señalan que la inflación será este año del 51,1 % y en 2022, del 52,1 %.

EFE

Loading...