Café Kaldi, un sabor para cada gusto

En medio de un sublime aroma a café, elsiglotv y Estefani Kolman tuvieron la oportunidad de explorar un lugar espectacular, lleno de la fragancia cafetalera y del encanto del emprendimiento exitoso.

Loading...

Se trata de Café y Tostaduría Kaldi, un sitio de encuentro social y disfrute del paladar, que gira en torno a ese mágico producto como lo es el café Kaldi.

Y para adentrarnos en este mundo fascinante de la cafetería fuimos guiados por Janina Poján, fundadora, instructora de barismo, directora de la escuela del café, y quien además es imagen de Café y Tostaduría Kaédi, como su gerente de calidad.

-Para romper el hielo, Janina, cuéntanos cuál es el secreto de un buen café.

-Primero que todo debemos tener un buen grano, debemos ser celosos con el grano que adquirimos, debe estar bien desde que lo siembran hasta que llega a la taza. Obviamente esto lo encuentran en nuestros productos. Luego el agua es súper importante, ya que las personas tienden a preparar el café con agua del grifo o chorro y eso hace que no obtengamos un sabor tan delicioso como cuando venimos a la cafetería. La gente siempre pregunta y tienen esa duda. Usen agua potable y que esté a punto de ebullición, con estos tres tips van a comenzar a preparar unas deliciosas tazas de café en casa.

-Ya sabemos cual es el secreto para un buen café. Diría que el mejor café es el que le gusta a cada persona. A algunos les gusta amargo, otros fuertes, dulces. Cómo hace Kaldi para encontrar ese punto medio y adaptarse a todos los gustos.

-Es un reto bastante difícil porque de por sí el venezolano tiene muchísimas maneras y variedades para pedir café.

Nosotros en café Kaldi tenemos a todo el personal entrenado para poder ofrecer desde ese marroncito oscuro o claro que al final es prácticamente lo mismo, pero la gente le gusta pedirlo a su manera. Hemos sido muy celosos con la selección del grano, tostándolo al nivel que realmente le gusta al venezolano, y pues combinándolo con muchísimas recetas y almibares hechos en casa para complacer ese paladar tan particular que tenemos los venezolanos. No es tarea fácil, pero creo que lo hemos logrado, de verdad que como dice nuestro eslogan "aquí hay un sabor para cada gusto"

-Tú que sabes tanto de café, porque escogiste ser Kaldiana. Qué es lo que hace que Kaldi se destaque sobre la competencia.

-Kaldi fue el pastor que se dice que descubrió el café en Etiopía hace muchos años. En parte se le da la responsabilidad de la manera como lo preparamos hoy en día. Decidí ser kaldiana porque amo el café. Cuando me ofrecieron el empleo me di cuenta que las personas que estaban llevando este maravilloso proyecto lo amaban tanto como yo. Siento que estoy en mi nirvana, mi parque de diversiones, aquí practico todo lo que he enseñado en clases durante tantos años.

Ya son casi 12 años en este mundo del café venezolano, lo que ha permitido la creación de un criterio altísimo, tanto así que crearon un menú de ensueño que puede ser apreciado actualmente en Kaldi.

-Hemos escuchado que el café en cuanto a sabor y calidad cambia mucho de acuerdo a la tierra donde ha sido cultivado. Cuéntanos de esas cinco regiones que fueron escogidas y porqué.

-El café al igual que el vino dependiendo de la región tiene unos sabores muy particulares. Venezuela tiene el privilegio de que tenemos de los café más aromáticos, ningún país compite en eso con nosotros. Cada región le aporta algo a nuestra taza. Tenemos un blend exclusivo con cinco granos de distintas regiones como Mérida, Táchira, Trujillo, Portuguesa y Miranda. Unos aportan cuerpo, otros acidez, otros amargo, otro dulzor, entonces logramos ese blend que complace al venezolano, porque como bien lo decías, el mejor café es el que a ti te gusta. No fue una tarea fácil pero creo que los objetivos fueron logrados porque nuestros clientes se enganchan y se enamoran de esa taza que le ofrecemos.

-Entremos en materia de esa famosa experiencia Kaldi, que no solo te atrapa con el show visual cuando entras porque está el tubazo con la máquina enorme tostadora de café. Sino que también la mayoría de los domingos se realizan conversatorios con el profesor Víctor Moreno. Cuéntanos acerca de todo esto.

-Cuando decidí trabajar en Kaldi se me hizo muy difícil separarme de promover la cultura del café, como yo lo llamo en mi proyecto Es Café, y la mejor manera que encontré para seguir desempeñándome en esa labor de promover es organizando todos los domingos charlas donde vienen profesionales en el área, que van hablando sobre el café de distintas experiencias. Y no solo tenemos al profesor Víctor, que es un historiador gastronómico maravilloso y que ha diseñado charlas en base al café, sino a otros invitados especiales. Siempre ofrecemos temas interesantes. El aprendizaje es un plus y ofrecer esos domingos en Kaldi es parte de eso.

-Kaldi es muy diferente a todas las cafeterías que hay en Caracas, y nos atreveríamos a decir que en Venezuela. Quiero que nos hablen de esas influencias de otros países que tiene la cafetería, en cuanto al diseño y las mil y una maneras que ofrecen acá de tomar café.

-En cuanto al diseño quisimos que el venezolano se conectara con esas cafeterías extraordinarias que hay en todo el mundo, entonces hay como replicas de algunos detalles de las mejores cafeterías del mundo. Eso inmediatamente te conecta, o como dice la gente, que no se sienten en Venezuela, y es precisamente lo que buscamos, que el venezolano se sienta consentido y que no parezca Venezuela, pero sí lo es. Buscamos remarcar esa etiqueta de Venezuela, uno de los mejores países del mundo.

En cuanto al menú y las distintas maneras que ofrecemos a la preparación del café es precisamente para poder complacer y consentir al venezolano, así que te puedes conseguir una prensa francesa, un ibric que es la manera más tradicional de tomar café en los países árabes, y también servimos guayoyos en manga, a la manera tradicional, como el venezolano ha estado tanto tiempo tan acostumbrado a tomar.

Es importante destacar que en Kaldi buscan que entre tanta mezcla de culturas, que el venezolano se sienta en casa y además se sienta esa venezolanidad que nos caracteriza, y que te sientas en un sitio maravilloso, complacido desde que entras.

-No solo queremos resaltar el buen café que hacen acá, porque también me parece que hacen un buen menú. Con qué criterio escogieron la comida. Con qué combina un buen café.

-Aparte de toda la dulcería que tenemos, unos croisant que horneamos a diario, lo que llamamos horneaditos en casa, pues tenemos esa mezcla de cultura, puedes encontrar un beigel con jamón serrano o mortadelas, o ensaladas. Es un menú bastante ligero y las tortas son extraordinarias. Tenemos unas caracolas de almendras que combinan perfectamente con esa taza de café. A la hora de combinarlos buscamos que se compense, no que compitan, esto es parte de la experiencia Kaldi.

Y luego de este mágico recorrido por el sabor y el significado de la marca Kaldi, con elsiglotv en primera línea, podemos afirmar que en este mundo de aromas de café se puede sentir el éxito de un emprendimiento nacional.
Son los pioneros en Venezuela en tener la presentación en cápsulas de café, y no sólo eso, sino también el diseño de las máquinas de café.

"Con mucho orgullo decimos que somos los pioneros en tener las cápsulas de café para máquinas de cápsulas. Hecho en Venezuela y con café venezolano. Estuvimos ofreciendo distintos orígenes para que las personas entiendan un poco eso de que cada región tiene un sabor particular. La aceptación ha sido maravillosa y es una bandera para nosotros de exportación".

elsiglo

Loading...