Las condiciones meteorológicas empeoran los incendios en el oeste de Canadá

Las condiciones meteorológicas, con fuertes vientos y extrema sequedad, están dificultando este viernes las tareas de extinción de centenares de incendios que siguen activos en el oeste y centro de Canadá y que han obligado a la evacuación de miles de personas.

Loading...

La provincia de Columbia Británica, en la costa del Pacífico de Canadá, es la más afectada por los fuegos. El Servicio de Incendios Forestales de la provincia informó que hoy siguen activos 275 incendios forestales, 17 más que hace dos días.

Columbia Británica, que a finales de junio y principios de julio sufrió la peor ola de calor de la historia de Canadá con temperaturas que bordearon los 50 grados centígrados, ya ha sufrido 1.192 incendios desde principios de año, de los que 74 se iniciaron esta semana.

El mayor fuego de la provincia, el de Sparks Lake, ya ha consumido 558 kilómetros cuadrados de bosque, una superficie similar a la del área urbana de Manchester o Estocolmo.

Unos 3.200 bomberos procedentes de todo el país están combatiendo las llamas y se espera que en las próximas horas lleguen centenares de efectivos de refuerzo, incluidos 103 bomberos mexicanos.

Los bomberos de momento no están contando con la ayuda de las condiciones meteorológicas. En las últimas horas, los fuertes vientos han empeorado la situación, especialmente en la zona sur de la provincia de Columbia Británica, que ya de por si era mala por la extrema sequedad del terreno.

Ante el empeoramiento de la situación, las autoridades provinciales se han visto obligadas a ordenar nuevas evacuaciones.

El fuego que hace tres semanas consumió en minutos la localidad de Lytton, en la que a principios de julio se registró el récord histórico de temperatura de Canadá con 49,6 ºC, sigue creciendo y obligó a nuevas evacuaciones en la noche del jueves. Ese incendio ya ha consumido 150 kilómetros cuadrados de superficie.

Mientras, en la provincia de Ontario, en el centro del país, están activos 166 incendios forestales, en su mayor parte en la zona noroccidental del territorio.

Pero a diferencia de Columbia Británica, las lluvias que han caído en las últimas horas sobre algunas de las áreas afectadas por los incendios están ayudando a los bomberos, entre los que se encuentran otros 103 llegados la semana pasada de México, a controlar los fuegos.

Aun así, centenares de personas, en su mayoría de remotas comunidades indígenas, han tenido que ser evacuadas en la provincia por la amenaza de las llamas.

Además, el humo de los incendios ha provocado que el Servicio Meteorológico de Canadá emita avisos sobre la mala calidad del aire en zonas ubicadas a cientos de kilómetros de distancia de los focos de fuego.

EFE

Loading...