India superó 190 mil muertes por Covid en medio de una grave crisis sanitaria

La India superó este domingo los 190 mil muertos por Covid, tras cuatro días consecutivos rompiendo sus propios récord de muertes y contagios, en medio de una agresiva ola de la enfermedad que ha puesto en crisis el suministro de fármacos y la capacidad clínica.

Loading...
India
Foto: Archivo

Con 346.786 nuevos casos confirmados en las últimas 24 horas por el Ministerio de Salud indio, la India tiene los peores datos de propagación del mundo, superando con creces a EEUU, con 62.399 casos en la última jornada; y a Brasil, con 69.105.

Tras varias semanas de profundo deterioro, la India pasó de un promedio de 300 muertes diarias a las 2.767 reportadas este domingo en sólo cuatro semanas, el peor número hasta ahora, lo que empuja el total a 192.311 fallecidos.

Leer más: India marcó nuevo récord con 346.786 casos y 2.634 muertes en 24 horas

A punto de alcanzar los 17 millones de casos acumulados, la nación vive un momento crítico, con la sobrecarga de los centros de salud en las regiones más afectadas y la escasez de insumos médicos para el tratamiento del virus.

"El coronavirus está poniendo a prueba nuestros límites para soportar la miseria (...); esta tormenta ha sacudido al país", dijo Narendra Modi, primer ministro indio.

EL COLAPSO

Nueva Delhi, confinada desde hace más de una semana, experimenta desde hace varios días una crisis de suministros que está provocando el colapso de los hospitales, principalmente por la falta de oxígeno.

"Elevamos oportunamente a las autoridades la situación inminente del hospital y estamos esperando los suministros prometidos desde este sábado; en este momento no tenemos opciones y estamos suspendiendo nuevas admisiones y servicios de emergencias hasta que la situación mejore", informó el Hospital Fortis Healthcare.

Esto se suma a la situación de casi una decena de centros médicos de Delhi que han hecho público durante los últimos días el fin de sus reservas y la insuficiencia de la reposición.

Los problemas para satisfacer la demanda provocaron este sábado la muerte de 20 personas en el hospital Jaipur Golden de Delhi, después de que los niveles de reserva bajaran a mínimos, disminuyendo la presión del suministro vital.

Arvind Kejriwal, jefe de gobierno de la capital india, anunció la extensión de la medida de confinamiento por usa semana más, con la intención de cortar la cadena de contagios y robustecer la capacidad de los centros de salud.

"Estamos trabajando día y noche para suministrar oxígeno en Delhi; vigilando la entrega de tanques desde la planta de oxígeno a los hospitales", indicó.

En una carta dirigida al primer ministro, y divulgada por los medios indios, el jefe de gobierno del estado de Tamil Nadu, E. Palaniswami, aseguró que la capacidad de producción de las plantas de oxígeno de la región son inferiores a la necesidades internas del estado; y por tanto pidió que se levantara la medida que obliga a enviar suministros a otros estados.

"Tamil Nadu está siendo testigo de un alto nivel de casos activos dependientes de oxígeno; lo que lleva a un requerimiento de 450 toneladas métricas; que está por encima de la capacidad de producción del estado de 400 toneladas", dijo.

LA VACUNACION

Con la esperanza de reducir las muertes y hospitalizaciones, las autoridades están centradas en aumentar el ritmo de su campaña de vacunación que pasó este domingo la marca de las 140 millones de dosis administradas en 99 días, según los datos oficiales.

La India espera aumentar este ritmo sustancialmente a partir del 1° de mayo; cuando podrán comenzar a vacunarse los mayores de 18 años, expandiendo el alcance de su plan inicial que hasta ahora cubre sólo a mayores de 45 años, trabajadores de la salud y la primera línea contra la pandemia.

Esto, sin embargo, aún tiene por delante el desafío de la demanda doméstica; con 1.350 millones de habitantes la segunda nación más poblada del mundo tiene limitadas existencias para la campaña.

Las autoridades anunciaron este sábado la excepción de aranceles sobre el suministro de oxígeno, las vacunas anticovid y los tratamientos médicos relacionados a la enfermedad; "con el fin de aumentar su producción, disponibilidad y satisfacer la creciente demanda".

En esta misma línea ha creado una vía rápida para aprobar el uso de otras vacunas importadas que ya hubieran conseguido licencia de uso en otro país.

Esto permite la entrada en el enorme mercado indio de vacunas hechas por laboratorios extranjeros como Pfizer o Moderna.

La vacuna rusa Sputnik recibió ya la licencia de uso de emergencia del Controlador General de Fármacos del país (DCGI), por lo que comenzará a ser importada y fabricada por los indios en los próximos meses.

EFE

Loading...