Evacuan por incendios a habitantes de la mayor isla de arena del mundo

Las autoridades australianas pidieron  a decenas de habitantes del poblado de Happy Valley, en Fraser, la mayor isla de arena del mundo, que abandonen inmediatamente la zona dado que el incendio que arrasa la región se tornó “demasiado peligroso” y supone una “amenaza para las vidas“.

Loading...

Los Servicios de Emergencias e Incendios del estado de Queensland indicaron en un comunicado que poco antes del mediodía del lunes las llamas se desplazan hacia Happy Valley, una de las dos localidades de esta isla del nordeste australiano, con menos de 200 habitantes permanentes y que ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad.

Con ayuda de aviones cisterna, los bomberos intentan crear un cerco de contención para mitigar el impacto de este incendio, que arde en la isla Fraser desde mediados de octubre, aunque admiten que “muy pronto serán incapaces de detener el avance del fuego”.

Los bomberos de Queensland, en el nordeste de Australia, también han alertado a los residentes y visitantes de Kingfisher Bay Resort and Village que opten por abandonar el lugar.

El fuego, cuyo principal foco se encuentra en la parte oriental de Fraser, llamada K’gari en el idioma indígena, ha quemado más de 82.000 hectáreas, es decir más de la mitad del territorio de este popular destino turístico por sus dunas de arena y su riqueza natural, incluidos los dingos o perros salvajes.

Según los expertos, el cambio climático está agravando los incendios en Australia, principalmente en el sur y este del país, que el año pasado padeció los peores fuegos forestales en décadas con 24 millones de hectáreas calcinadas y 33 muertos.

Loading...