Los estrenos podrían costar hasta 200 dólares

Diciembre es uno de los meses más esperado por todos los venezolanos porque es sinónimo de festejos, reuniones familiares, obsequios, hallacas, pernil, pan de jamón y no puede faltar las compras de los estrenos, que para los venezolanos es una tradición, aunque haya quienes critiquen y digan que es parte de lo que nos ha hecho creer el capitalismo y es que a nosotros nos gusta estrenar y vernos bonitos en las fiestas de Navidad y Año Nuevo.

Loading...
 Los estrenos
Ropa para niños desde 20 dólares

Sin embargo, la crisis económica de estos días hace cuesta arriba el costeo de esta tradición. Este 2020 los venezolanos ven preocupante el tema de poder vestir a los más chiquitos de la casa, ya que una blusa no baja de los 20 dólares, mientras que un par de zapatos entre 45 y 50 dólares y unas sandalias se pueden conseguir entre 12 y 15 dólares, dependiendo de la marca, lo que para muchos se considera un lujo, ya que la mayoría gana sueldo mínimo.

María Perozo comentó que en los mercados de buhoneros podemos encontrar variedades de opciones, pero para ello se debe recorrer numerosas zonas de la ciudad de Maracay en busca de las ofertas.

“Uno de los bulevares más conocidos es el Pérez Almarza, que aunque en muchos casos resulta más económico igual afecta el bolsillo. Lo mismo ocurre en los mercados de San Andrés en El Cementerio y otros más populares ubicados en el centro de Caracas, sea dentro o fuera de la ciudad. Para un solo hijo se requiere mínimo 200 dólares para un estreno, sea el 24 o el 31 de diciembre”.

Una blusa para dama en estos mercados puede llegar a costar entre los 8 y 10 dólares, un pantalón entre los 15 y 25 dólares. En el caso de los caballeros, los precios suelen ser más elevados, el calzado, por ejemplo, puede costar lo mismo que un conjunto para dama. Sólo un par de zapatos masculino cuesta hasta 50 dólares.

Encontramos que para ahorrar un poco, algunas personas han optado por hacer encargos directamente a las fábricas de calzados, porque comprar al mayor representa un ahorro significativo.

No obstante, para mayor ahorro encontramos a quienes no descartan la idea de adquirir ropa usada este año. Es notorio que en Venezuela la demanda ha bajado y es por esta razón que el ciudadano ha tenido que jugar con la creatividad que caracteriza al venezolano.

IRIOS MÉNDEZ | elsiglo
fotos | JOEL ZAPATA

Loading...