Turquía está preparada para una nueva ofensiva en el norte de Siria

Loading...

Turquía ha terminado sus “preparativos” para lanzar una nueva ofensiva en el norte de Siria, para “destruir” a una milicia kurda apoyada por Washington, pero a la que Ankara considera “terrorista”, declaró este martes el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan.

“Vamos a destruir la estructura terrorista en el este del (río) Éufrates. Hemos finalizado nuestros preparativos, nuestros planes y nuestros programas al respecto”, afirmó el jefe del Estado turco en un discurso ante diputados de su partido en el Parlamento.

También le puede interesar: Bolsonaro dice que gobernará para todos

imagen referencial

“Comenzamos hace algunos días nuestra intervención contra esta organización terrorista”, añadió. “Pronto, habrán operaciones más eficaces y más amplias”, aseguró.

El ejército turco bombardeó el domingo posiciones de las Unidades de Protección del Pueblo (YPG) ubicadas en la orilla este del Éufrates, en el norte de Siria, al oeste de Kobane (Ain al Arab, en árabe), según la agencia de prensa oficial turca Anadolu.

Las YPG constituyen la columna vertebral de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), una coalición árabo-kurda apoyada por Estados Unidos en la lucha contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI).

Pero Ankara las considera como una extensión en Siria del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), un grupo que libra una sangrienta guerrilla en territorio turco desde 1984.

En tanto el PKK es calificado como “terrorista” por los aliados occidentales de Turquía, no es así el caso de las YPG.

Erdogan ha amenazado en forma repetida en los últimos días con lanzar una ofensiva al este del Éufrates, tras dos precedentes llevadas a cabo en 2016 al oeste del río, para repeler tanto al EI como a las YPG.

Turquía teme que el establecimiento de una entidad kurda en su frontera con Siria galvanice las ambiciones separatistas en su propio territorio.

Según Anadolu, los bombardeos turcos del domingo tuvieron como objetivo refugios y trincheras de las YPG en una colina en la aldea de Zur Maghar, ubicada en la orilla este del Éufrates, frente a la ciudad de Yarábulus.

En los últimos meses, Turquía amenazó repetidas veces con atacar Minbej, donde también están desplegadas tropas estadounidenses.

Para evitar una confrontación entre ambos países aliados en la OTAN, Ankara y Washington establecieron una “hoja de ruta”, que incluye el retiro de las YPG de Minbej. Pero Turquía se quejó recientemente de la presencia permanente de miembros de esta milicia kurda en el lugar.

AFP

Loading...