Buñuelos de viento para disfrutar en Semana Santa

Gordons

Los buñuelos son una versión de una preparación originaria de los judíos sefardíes, quienes elaboran desde el siglo X los tradicionales “bimuelos” para celebrar la Janucá. Sin embargo, la modificación cristiana de este delicioso dulce permite celebrarlos en diferentes épocas del año para disfrutar junto a familiares y amigos.

Ingredientes:

-17 huevos
-1 lt de agua
-600 gr de harina
-400 gr de mantequilla
-10 gr de sal
-20 gr de azúcar
– Aceite de oliva virgen extra
– Azúcar para decorar

(Se pueden sustituir 200 gr de mantequilla por la misma cantidad de manteca de cerdo)

Preparación:

– Comenzamos haciendo la masa para los buñuelos. Para ello preparamos todos los ingredientes que vamos a necesitar. Tamizamos la harina y reservamos.

– En una olla vertemos el agua y lo ponemos al fuego. Añadimos la mantequilla, el azúcar y la sal. Removemos para que la mantequilla se derrita y el azúcar y la sal se disuelvan.

– Agregamos la harina y removemos.

– Cocemos sin dejar de remover con una paleta hasta que se despegue de la olla.

– Cambiamos de recipiente y dejamos reposar hasta que se temple la masa.

– Añadimos los huevos de dos en dos, sin dejar de remover, hasta que obtengamos una masa homogénea y esponjosa.

– Preparamos una sartén con abundante aceite que ponemos al fuego, una bandeja con papel de cocina y un plato con azúcar.

– Cuando el aceite esté caliente, con ayuda de dos cucharitas formamos bolas de masa y las freímos.

Para que la masa no se pegue a las cucharas, es mejor tener un tarro con un poco de aceite para mojarlas, esto hará que la masa se manipule mejor.

Al principio la masa cae al fondo de la sartén y luego sube a la superficie tomando forma. Con ayuda de un tenedor le damos la vuelta para que se dore por ambos lados.

– Cuando las bolas adquieran color, las sacamos y las colocamos en la bandeja donde hemos puesto previamente papel de cocina para eliminar el exceso de aceite. Y aún calientes se pasan por el azúcar, para que se adhiera mejor.

Presentación:

Se colocan en fuentes o platos grandes. Si las queremos con más azúcar, se puede espolvorear más cantidad sobre ellos con ayuda de un colador. O un poco de canela para darles color, sabor y aroma.

Fuente: Cocina Facilisimo

Loading...