Pereció Supervisor Jefe de la PNB en presuntamente hecho accidental

258

En un hecho, que por el momento es considerado como accidental y que hasta la tarde de ayer no tuvo un pronunciamiento institucional, un funcionario de la Policía Nacional Bolivariana, adscrito a la Coordinación de Robo y Hurto de Vehículos del comando de Río Blanco en Maracay, municipio Girardot, resultó mortalmente herido de bala en horas de la mañana del viernes; del caso se manejan diversas versiones extraoficiales.

De acuerdo a una minuta de este órgano policial, el oficial muerto era Ángel Abigail Núñez Landaeta, supervisor jefe de la PNB, de 37 años de edad de edad, natural de Barlovento en el estado Miranda.

El efectivo de la PNB resultó herido por el hemitórax izquierdo (salida de bala por el derecho). La muerte del supervisor se declaró a las 7:15am.

Cabe destacar, que después de resultar herido, algunos de sus compañeros que se encontraban junto a él, lo auxiliaron y en un vehículo particular lo trasladaron al Hospital Central de Maracay, pero pese al esfuerzo, llegó sin signos vitales.

Ante el hermetismo de las autoridades de la PNB en la región, los medios de comunicación solamente han tenido acceso a versiones del caso.

En una primera versión, al parecer, el supervisor jefe se disponía a tomar la guardia del día, por lo que se estaba alistando en una de las habitaciones destinadas para el descanso de los funcionarios dentro de un puesto policial ubicado en Río Blanco 1.

Tomó su arma de reglamento para realizarle un rápido mantenimiento, pero con el infortunio que apretó el gatillo.

En otra versión, es que uno de sus compañeros realizaba la limpieza del armamento y se le accionó, hiriendo mortalmente a Núñez Landaeta.

De esto último se desprendieron dos argumentos; uno, que ocurrió en una oficina, y el segundo, dentro de un vehículo que estaba estacionado en el puesto policial.

o que sí queda claro, es que la detonación alertó a todos y cuando se percataron que el supervisor jefe estaba gravemente herido, todos le prestaron la mayor atención para trasladarlo al HCM.

El cadáver lo mantuvieron por más de seis horas en la morgue del Hospital Central, en el cumplimiento de los protocolos debidos; posteriormente fue trasladado a la morgue de Caña de Azúcar para la autopsia de ley.

Se aguardaba por los familiares del supervisor jefe, quienes se trasladarían desde Caucagua y Barlovento.
Sobre su trayectoria policial, se expuso, que tenía más de diez años al servicio de la seguridad pública, siempre presto a cumplir con sus funciones.

HBRI | elsiglo