National Geographic vuelve a estudiar las aguas de Uruguay

 Con el fin de contribuir a la investigación científica en áreas que están siendo contempladas para su protección, una expedición de National Geographic Pristine Seas emprende desde este sábado una nueva expedición por las aguas de Uruguay.

Loading...


En la costa del departamento de Maldonado, ubicado en el sureste del país, el grupo de trabajo llevará a cabo sus actividades durante diez días.

Según indica un comunicado de National Geographic, camarógrafos submarinos, camarógrafos de superficie y un equipo de científicos marinos nacionales e internacionales estudiarán la zona para "obtener insumos que den cuenta de la importancia de proteger el océano uruguayo".

Más adelante, se entregará un informe de la expedición al Gobierno uruguayo, a las intendencias (Gobiernos locales) de Maldonado y Rocha, a la comunidad científica y la ciudadanía.

Además, National Geographic hará un documental sobre el océano uruguayo y los esfuerzos para protegerlo.

Para Alex Muñoz, director del programa Pristine Seas de National Geographic para América Latina y líder de la expedición, el presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou, "tiene la oportunidad de dejar el mayor legado de conservación marina" en la historia del país suramericano.

"Con la creación de dos nuevas áreas marinas protegidas, una en Isla de Lobos y otra en el Talud uruguayo, el país contribuiría a proteger lugares icónicos de importancia mundial y avanzar en la meta del 30 % del océano protegido para el año 2030”, apuntó en declaraciones recogidas por el documento.

En marzo de este año, National Geographic llevó acabo un trabajo similar a 100 millas de la costa de Rocha, donde el grupo de trabajo desplegó cámaras de aguas profundas y cámaras pelágicas que permitieron conocer la biodiversidad que allí existe.

En ese momento, Muñoz destacó durante un diálogo con Efe la importancia de la creación de reservas marinas en las aguas uruguayas.

"Nuestros estudios alrededor del mundo han comprobado que las reservas marinas tienen un triple beneficio: permiten proteger la biodiversidad marina, permiten contener el CO2 que está atrapado en el fondo marino y que se libera con la pesca de arrastre y, en tercer lugar, son una gran herramienta para producir alimento para el mundo y dar trabajo", puntualizó.

De acuerdo con eso, añadió que el país tenía "una gran oportunidad para poder cambiar su relación con el mar".

"Uruguay hoy tiene solamente el 0,7 % de sus aguas protegidas. El mundo se comprometió a proteger el 10 % del mar al año 2020 y está pensándose seriamente en aumentar a un 30 % de protección al año 2030. Por lo tanto, Uruguay tiene una oportunidad muy grande para ponerse al día en conservación marina y poder crear reservas que van a ir en directo beneficio de su gente", explicó.

EFE

Loading...