Putin y Lukashenko aprueban acuerdos de integración

Los presidentes de Rusia, Vladímir Putin, y Bielorrusia, Alexandr Lukashenko, firmaron hoy 28 programas en el marco de la Unión Estatal con el fin de profundizar la integración económica entre ambos países.

Loading...
Putin
FOTO: REFERENCIAL

"Firmamos. Veo su firma al pie del decreto, si usted no está en contra, firmo yo también. El gran trabajo de tres años se ha concretado y formalizamos el acuerdo", dijo Lukashenko a su homólogo ruso durante la reunión telemática del Consejo Superior de la Unión Estatal.

El mandatario bielorruso señaló que tras la firma de estos acuerdos los Gobiernos de ambos países deberán tomar medidas para implementar una serie de soluciones e iniciar una etapa "de relanzamiento del espacio económico conjunto".

Por su parte, Putin destacó que la implementación de los programas integradores permitirá a la Unión Estatal de Rusia y Bielorrusia "crear condiciones empresariales iguales y unificadas" para ambos países.

"La economía de los dos países comenzarán a funcionar en base a reglas comunes y coordinadas, lo cual abrirá nuevas perspectivas, realmente amplias, para su desarrollo y tendrá un gran efecto positivo, que se percibirá en todas las esferas económicas sin excepción", explicó.

Además de los 28 acuerdos, las partes actualizaron su doctrina militar conjunta y emitieron un concepto de política migratoria común; en momentos en que se agravan las tensiones con Occidente en ambos terrenos.

Putin y los acuerdos

El secretario de Estado de esta asociación, Dmitri Mézentsev; señaló que la nueva doctrina militar surgió "debido al cambio en la situación político-militar en la región; el surgimiento de nuevas amenazas y desafíos para Rusia y Bielorrusia y la presión sin precedentes sobre ambos países".

Moscú y Minsk denuncian el incremento de la presencia de fuerzas de la OTAN junto a sus fronteras; mientras que Occidente acusa a ambos países, pero especialmente a Rusia; por sus "políticas agresivas".

Los mandatarios dieron el primer paso para la integración en septiembre de este año al aprobar la creación de un espacio económico común; entre los temores de Occidente de que el Kremlin acabe por absorber a su país vecino.

Este paquete de acuerdos llega en medio del aislamiento internacional de Bielorrusia, considerada la última dictadura de Europa; debido a la represión desde agosto de 2020 de las mayores protestas antigubernamentales desde la caída de la URSS y al desvío forzoso en mayo de un avión de Ryanair para detener a un periodista opositor.

En estas circunstancias, Putin prometió a Lukashenko que Rusia continuará ayudando al Bielorrusia para superar la crisis política y las sanciones impuestas por la UE; hecho que ayudó a limar las periódicas diferencias entre ambos países sobre el precio de petróleo y el tránsito de mercancías por las fronteras.

EFE

Loading...