Momentos de pánico vivió tripulante de velero "Klinker"

Fabio Tavares Lugo vivió horas de pánico. Es el tripulante del velero que fue buscado durante día y medio en las costas del estado Sucre. 40 hombres armados, con fusiles de asalto tipo AK47 y AR15, lo llevaron hasta un lugar en el que pudo apreciar restos humanos.

Loading...
El tripulante del velero aseguró que vio restos humanos

"Fue llevado a una zona donde el agraviado pudo ver un número no determinado de restos humanos", reportó la Organización Nacional de Salvamento y Seguridad Marítima de los Espacios Acuáticos de Venezuela (Onsa) colgó en su canal de Telegram, este 16 de septiembre. Es la explicación que ofreció la víctima a los cuerpos de seguridad en Trinidad y Tobago, así como a Onsa Venezuela.

Hasta el momento, ninguna autoridad venezolana ha ofrecido información sobre lo que le ocurrió a Tavares. Se desconoce más detalles sobre los cuerpos mencionados por el navegante o si este caso guarda alguna relación con los tres naufragios, que desde abril de 2019 han ocurrido en las costas de Güiria, municipio Valdez del estado Sucre: Jonnalys José (abril 2019), Ana María (mayo 2019) y Mi Refugio (diciembre 2020).

Se presume que Tavares fue asaltado faltando pocos minutos para las 12:00 de la medianoche del 15 de septiembre, pues es el registro del momento en que emitió una señal de emergencia desde su bote que mide 45 pies. El registro indica que el tripulante del velero Klinker fue atacado por 40 hombres fuertemente armados en las costas de la Península de Paria, estado Sucre.

Los hombres llegaron en cuatro embarcaciones con motores fuera de borda, según reportó Onsa Venezuela. Los fusiles AK47 y AR15 que portaban los secuestradores son armas de gran calibre diseñadas para el combate de fuego selectivo. Las armas se pueden disparar tanto en modo automático como en modo semiautomático.

Los tomistas pidieron 100.000 dólares a cambio de dejarlo en libertad. Pero hasta el momento de esta publicación ninguna autoridad o cuerpo de seguridad había informado si Tavares pagó algún monto a sus captores, que hablaban español, para que pudiera continuar con su viaje hasta el Puerto de Natal, al norte de Brasil. El hombre había salido desde Panamá.

Tras su liberación, Fabio Tavares Lugo continuó su navegación hasta la Isla de Trinidad y Tobago, donde notificó a las autoridades sobre lo sucedido. El hombre especificó que fue asaltado frente a las costas venezolanas y que un grupo de hombres lo torturó.

La búsqueda del velero Klinker se activó cuando Tavares emitió una alerta de riesgo la noche de este 14 de septiembre. En ese momento, estaba a unas 52,74 millas náuticas o 9.767 kilómetros del Puerto de Carúpano, municipio Bermúdez del estado Sucre. El velero Klinker fue buscado por comisiones de la Capitanía de Puertos, la Guardia Costera y de la Policía Nacional Bolivariana.

Caracas

Loading...