Cambios de temperatura han provocado 5 millones de muertes en los últimos 20 años

Las temperaturas anormales causadas por el cambio climático son responsables de millones de muertes en todo el mundo, según ha podido comprobar una nueva investigación científica. En Europa, por ejemplo, se estima que afectan al 7% del total de muertes.

Loading...

Ola de calor

Los últimos seis años han sido los más cálidos desde que existen registros. Según las previsiones, mientras sigan aumentando las emisiones antrópicas de gases de efecto invernadero, las olas de calor serán más largas, y los días, más calurosos.

Entre las muchas amenazas climáticas que la comunidad científica atribuye al calentamiento global, el aumento de las olas de calor es la más inmediata y la más fácil de intuir. Sabemos, por ejemplo, que mientras sigan aumentando las emisiones antropogénicas de gases de efecto invernadero, las olas de calor serán más largas, y los días, más calurosos. Ahora los nuevos estudios climáticos también pueden cuantificar el número de muertes adicionales provocados por estos y otros cambios drásticos de temperatura. Es el caso de una nueva investigación de la Universidad Monash, en Melbourne, Australia, publicado recientemente en la revista The Lancet Planetary Health, en el que se ha realizado una medición de todas las muertes adicionales por motivos climáticos (altas y bajas temperaturas) entre 2000 y 2019, un período en el que las temperaturas mundiales aumentaron de media unos 0,26 ºC por década.

Según los resultados de la investigación, la primera en vincular directamente las temperaturas por encima y por debajo de las temperaturas óptimas con los índices de mortalidad anual, el 9,43% del total de esos decesos adicionales de ese período podía atribuirse a temperaturas demasiado cálidas o demasiado frías, lo que equivale aproximadamente a unas 74 muertes por cada 100.000 habitantes, la mayoría de ellas, sin embargo, provocadas por el descenso del mercurio.

El profesor Yuming Guo, uno de los firmantes del estudio, explica que realizaron el estudio cruzando datos de 43 países de los cinco continentes con diferentes climas, condiciones socioeconómicas y demográficas y distintos niveles de infraestructuras y servicios de salud pública, lo que confiere a la investigación un tamaño muestral amplio y variado, a diferencia de los estudios anteriores. Según dichos datos, las muertes relacionadas con las altas temperaturas se incrementaron en todas las regiones entre 2000 y 2019, lo que da a entender que la mortalidad debido al calentamiento global progresivo que está sufriendo el planeta será mayor en el futuro. Aun así, advierte diferencias geográficas importantes, siendo Europa del Este y el África subsahariana las regiones más afectadas por este problema asociado al calor.

Más del 7 % de muertes en Europa

Este no es el único estudio en el que se hace eco de la relación entre muertes prematuras y el calentamiento global. Las conclusiones de otra investigación llevada a cabo por el Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal) publicado recientemente en la misma revista, apuntan que la mortalidad relacionada con el clima aumentará en Europa en las próximas décadas, principalmente a causa del incremento de los decesos por olas de calor.

Tras analizar los datos de muerte y temperaturas registrados en 16 países europeos entre 1998 y 2012, los investigadores concluyeron que más del 7% de todas las muertes registradas durante este periodo eran atribuibles a la temperatura.

"En las últimas décadas, el calentamiento se ha producido a un ritmo más rápido en Europa que en cualquier otro continente", explica Marcos Quijal, coautor del estudio.

"Todos los modelos muestran un aumento progresivo de las temperaturas y, en consecuencia, una disminución de la mortalidad atribuible al frío y un aumento de las muertes atribuibles al calor - apunta la investigadora de ISGlobal Èrica Martínez, autora principal del estudio- La diferencia entre los escenarios radica en el ritmo de ese incremento. Los datos sugieren que el número total de muertes atribuibles a la temperatura se estabilizará e incluso disminuirá en los próximos años, pero que a esto le seguirá un aumento muy fuerte, que podría ocurrir en algún momento entre mediados y finales de siglo, dependiendo de las emisiones de gases de efecto invernadero".

"En las últimas décadas, el calentamiento se ha producido a un ritmo más rápido en Europa que en cualquier otro continente. La incidencia de este fenómeno es desigual, siendo los países mediterráneos más vulnerables que el resto. Nuestros modelos también proyectan un aumento desproporcionado de la mortalidad atribuible al calor esta zona debido a un aumento significativo de las temperaturas estivales y a esta mayor vulnerabilidad al calor", apunta Marcos Quijal, coautor del estudio.

elsiglo

Loading...