Con 20 millones de contagios crece el confinamiento total en la India

La India cruzó este martes la barrera de los 20 millones de casos de coronavirus durante una segunda ola que ha colapsado el sistema sanitario, empujado a nuevas restricciones, y provocado llamamientos de la oposición para que se decrete un confinamiento total de la población.

Loading...
India
Foto: Archivo

El país registró este martes 357.229 nuevas infecciones, según los últimos datos del Ministerio de Salud indio, situando el número total de casos desde el inicio de la pandemia a 20,2 millones.

La India contabilizó además 3.449 muertes en 24 horas, elevando el número total de fallecimientos a 222.408, aunque los expertos advierten que los datos oficiales subestiman la situación real de la crisis.

Los contagios han caído ligeramente por tercer día consecutivo desde que el país rompió un nuevo récord mundial el pasado sábado, cuando se registraron más de 400 mil casos en esta nación de 1.350 millones de habitantes, la segunda más golpeada por la pandemia sólo por detrás de EEUU (32,2 millones).

Este fenómeno se debe en parte al descenso de casos en el estado occidental de Maharashtra, que este martes registró 48.621 infecciones frente a las 67 mil alcanzadas el pasado 24 de abril.

El país asiático ve en la campaña de vacunación la gran salida a esta crisis sanitaria, sobre todo tras la nueva fase en la que se amplió los beneficiarios a todos los mayores de 18 años, frente a los mayores de 45 años previos.

La India ha administrado 158 millones de vacunas hasta ahora, aunque el ritmo se ha ido ralentizado y en las últimas 24 horas el país vacunó a 1,7 millones de personas.

LLAMADA A UN NUEVO CONFINAMIENTO NACIONAL

Pese a esta ligera bajada, la principal formación de la oposición, el histórico Partido del Congreso (INC) de la dinastía Nehru-Gandhi pidió este martes un confinamiento nacional para poner freno a una virulenta segunda ola que las autoridades médicas indias esperan que llegue a su apogeo a mediados de mayo.

"El Gobierno de la India no lo entiende; la única forma de detener la difusión del coronavirus ahora es un confinamiento completo con la protección de una renta mínima garantizada para las secciones vulnerables", dijo Rahul Gandhi, líder del INC, en Twitter.

Gandhi denunció la "completa falta de estrategia" del Ejecutivo del primer ministro, Narendra Modi, al que acusó de "ayudar activamente al virus a alcanzar un punto donde no hay otra forma de pararlo que mediante un confinamiento".

Modi ha sido criticado por organizar multitudinarios mítines en las últimas semanas en el contexto de una serie de elecciones regionales, un periodo en el que las autoridades permitieron igualmente la celebración del festival religioso Kumbh Mela, que congregó a millones de personas a orillas del Ganges.

La variante india "doble mutante" B.1.617 y otras cepas también podrían estar detrás del súbito aumento de los casos en el país, aunque por el momento los virólogos han señalado que faltan datos para sostener esta teoría.

La Liga India de críquet (IPL), otro evento que recibió críticas por tener lugar durante en plena segunda ola a pesar de celebrarse a puerta cerrada, ha sido cancelada este martes tras darse varios casos de coronavirus entre los jugadores del deporte rey en el país asiático.

"Son tiempos difíciles, especialmente en la India, y aunque habíamos intentado dar algo de optimismo y alegría, es necesario que el torneo sea suspendido y todo el mundo vuelva con sus familias y seres queridos en estos tiempos difíciles", dijo la dirección de la IPL, la principal competición del deporte rey en la India.

CONFINAMIENTOS EN REGIONES

En su último mensaje público el pasado 20 de abril; sin embargo, Modi advirtió a los estados indios que recurriesen a confinar a la población "sólo como último recurso".

El estricto confinamiento impuesto prácticamente por sorpresa en todo el país en marzo del año pasado causó un importante daño a la economía, con una contracción del producto interior bruto indio del 23,9% entre abril y junio de 2020, además de desatar una crisis humanitaria entre millones de trabajadores migrantes que se quedaron atrapados en las grandes ciudades.

Aunque no se espera un nuevo confinamiento nacional, numerosas regiones indias han impuesto sus propias restricciones.

El último de ellos, el norteño Bihar, permanecerá confinado hasta al menos el 15 de mayo, anunció el jefe de Gobierno de la región, Nitish Kumar.

Nueva Delhi, donde los servicios sanitarios se encuentran saturados y faltan camas de cuidados intensivos y oxígeno, también permanece confinada por tercera semana, y Maharashtra extendió las restricciones hasta mediados de mayo.

EFE

Loading...