Peggy: una perrita sorda que responde a señas

Una perrita llamada Peggy perdió la audición, lo que la impulsó a aprender nuevos métodos de comunicación para emprender una nueva vida y desempeñarse a tiempo parcial trabajando en una granja de Norfolk, en Reino Unido, con unos dueños que se encargaron de adiestrarla pese a la condición.

Loading...

La historia de esta peluda comienza cuando al quedarse sorda el granjero que la cuidaba decidió dejarla a cargo de la organización benéfica que combate la crueldad animal, la Royal Society for the Prevention of Cruelty to Animals, ya que Peggy no sería útil para las labores de pastoreo que ejecutaba junto a su antiguo dueño.

Ese no fue su destino final, puesto que la organización no se quedó con la peluda, porque Chloe Shorten, como encargada de la organización benéfica para animales decide adoptarla para iniciar un entrenamiento que estuviera adaptado a ella, con el beneficio de su esposo ganadero.

Shorten, explicó que el adiestramiento supuso un largo proceso en el que la pareja enseñó a Peggy a pastorear haciendo gestos con las manos. Ya que al tener esta peluda con problemas de audición, no se podía educar a la perra emitiendo las instrucciones por voz que sí son capaces de seguir otros canes.

“Peggy quería trabajar, así que comenzamos un largo proceso para enseñarle a pastorear y trabajar junto a un pastor sin que tuviera que depender de los comandos de voz”, afirmó.

Destacó que la edad de Peggy no fue un impedimento debido a que con paciencia y estrategias lograron entrenarla “comenzamos enseñándole a que se acostumbrara a mirarnos las manos. Una vez que fijaba la vista en nuestras palmas, realizábamos señales y utilizábamos un refuerzo positivo y repetitivo basado en gestos físicos en lugar de palabras”. De este modo, Peggy llegó a comprender los gestos realizados con las manos y el lenguaje corporal.

La directora de la institución benéfica aseguró que “aunque Peggy tardó un tiempo en asimilarlo, aprendió igualmente que la amamos y la premiamos”.

“Es increíble verla disfrutar de la nueva vida que ha comenzado junto a nosotros”, dijo la horten, quien manifestó que la peluda Peggy es una prueba de que los animales, por muy viejos pueden aprender nuevos truco.

Elsiglo

Loading...