Día Internacional para Poner Fin a Impunidad de Crímenes contra Periodistas

 La Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) ha publicado este lunes una guía contra el creciente acoso en internet a las mujeres periodistas, en la que destaca una exigencia para que los países apliquen más medidas legales y que los políticos no ataquen a los informadores.

Loading...
Foto:Referencial

En la presentación, que coincide con el Día Internacional para Poner Fin a la Impunidad de los Crímenes contra Periodistas, participaron expertos como Hanna Stjärne, directora ejecutiva de la televisión pública sueca, quien aseguró que el acoso cibernético a las informadoras “está empeorando”.

Leer más: OMT impulsa un codigo internacional de protección a turistas

Gran parte de este acoso tiene un marcado sesgo de género, como citó Silvia Chocarro, autora de la guía, y que señaló que gran parte de los ataques son amenazas de violación.

Según Chocarro, estas amenazas tienen un efecto directo sobre el derecho a informar libremente, ya que varias mujeres se han planteado dejar la profesión o no cubrir determinados temas por miedo a las consecuencias personales.

Para tratar de revertir la tendencia -Stjärne afirmó que “en los últimos siete años las amenazas se han vuelto más sistemáticas”- los impulsores de esta guía han apelado a la responsabilidad de gobernantes y legisladores.

“Es esencial que los gobiernos condenen los ataques a periodistas, tanto en línea como fuera de internet”, aseguró Jürgen Heissel, de la oficina para la libertad de prensa de la OSCE.

Por ello, muchas de las propuestas de la guía apelan a los diferentes poderes estatales, citando ejemplos de países como Francia, que aplica ya recursos legales específicos para proteger de las amenazas en internet a los periodistas.

Durante el evento se citó el caso de Jessikka Aro, una periodista finlandesa que después de investigar acerca de la actividad de “trolls” pro-rusos en internet, fue víctima de una campaña de acoso durante cuatro años.

Finalmente, sólo tres personas fueron condenadas y únicamente una a pena de cárcel.

Según Chocarro, una de las propuestas más esenciales y fáciles de implementar está dirigida a los gobernantes: no usar “términos despectivos” contra periodistas y condenar siempre los ataques contra ellos.

EFE

Loading...