Murió cuando rescataba a abuela tras desbordarse río Madre Vieja

Una verdadera tragedia se vivió en horas de la madrugada de este martes en la zona sur de la ciudad de Maracay, cuando un ciudadano falleció por ahogamiento en el momento cuando el río Madre Vieja se desbordaba de su cauce y en medio de la situación pretendió rescatar a una abuelita que aparentemente se ahogaba.

Loading...
Momento cuando montaban el cadáver en la furgoneta

La víctima respondía al nombre de Josué Escalona, de 32 años de edad, oriundo de la población de Guachara del estado Apure, de oficio comerciante y además alternaba su actividad laboral con el arte de cantante de música llanera y compositor.

Casado, pero sin hijos. Los habitantes de la calle 5 de la manzana S del sector La Esmeraldita lo definieron como un ciudadano de excelente comportamiento, buen vecino y solidario. Se preocupaba por el sufrimiento de las personas de su entorno comunitario y familiar, dijeron los moradores, quienes expresaron que Josué fue directo “al cielo”.

MARACAY AZOTADA POR LA TEMPESTAD

Según el relato aportado por los vecinos, la zona sur de la ciudad y una parte de la entidad regional fue azotada por un torrencial aguacero que comenzó a caer en horas de la noche del lunes y se prolongó hasta en la madrugada de ayer.

Cerca de las 2:00 de la madrugada, Escalona sintió que el río Madre Vieja, situado a pocos metros de su residencia, se desbordaba de su cauce y sus aguas penetraban con facilidad a las residencias del urbanismo, inundando por completo la comunidad.

Josué Escalona

En ese momento, el comerciante se percató que la vecina Carmen Guerra, quien vive sola en la casa número 16 y al lado de su residencia, se estaría ahogando ya que el nivel de las aguas subió un metro y medio aproximadamente.

Quiso rescatarla de la fuerte corriente del agua y en función de cumplir con la misión de rescatista (actuando como un verdadero samaritano), se montó en una escalera para subir a un techo y acceder a la vivienda de la señora Guerra.

SE CAYÓ INEXPLICABLEMENTE

Mientras realizaba esa acción humanitaria, inexplicablemente el cantante de música criolla se cayó y al parecer, se habría golpeado el cráneo con un objeto fijo. Nadie de la comunidad se enteró del percance.

En medio de la situación de alarma, su cuerpo no flotó. Poco después, los moradores de la zona al no verlo montado en el techo, se preocuparon por el señor Escalona y le preguntaron a su compañera sentimental que dónde estaba el vecino.

“Mi esposo vino para acá, él tiene que estar ahí; por favor búsquenlo”, pidió la señora durante la crecida del río.

¡Dios mío!”, exclamó la señora ¿Qué habrá pasado? Se preguntó con su rostro marcado por la desesperación.

Pensando lo peor del asunto y actuando rápidamente, los habitantes se sumergieron entre las aguas y hallaron su cuerpo al fondo de la laguna improvisada. Sin perder tiempo lo halaron y observaron un pequeño rastro de sangre en la cabeza.

La primera impresión de los residentes: “El vecino murió ahogado cuando pensó que la señora se estaba ahogando y a Dios gracias, ella logró salir de la casa mientras aumentaba el nivel de las aguas”.

CICPC INVESTIGA

Horas más tarde, una comisión del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, adscrita a la División de Homicidios Aragua, se trasladó a La Esmeraldita, iniciando las investigaciones y trasladando el cadáver a la Morgue de Caña de Azúcar.

A través de la autopsia, se determinará la causa de muerte del compositor. ¿Se habría ahogado o se golpeó el cráneo con un objeto fijo? La respuesta está en manos de los expertos de Senamecf.

Mientras el cadáver era trasladado a la furgoneta, las señoras de avanzada edad elevaban plegarias al cielo por las acciones humanitarias del cantante; otras exclamaban: “¡Pobre señor, Dios lo tenga en su Gloria”!.

Fue un señor muy bueno en la comunidad y no tenemos quejas. Murió por el prójimo. Lo consideraron un héroe del barrio.

LUIS ANTONIO QUINTERO | elsiglo

Loading...