Schwartzman no tiembla en su debut en París

Diego Schwartzman, el estandarte del tenis argentino en 2020, protagonizó su inicio más contundente en Roland Garros, que vivió también las victorias de los debutantes Federico Coria y Nadia Podoroska y la victoria de Juan Ignacio Londeo en un maratón ante su compatriota Federico Delbonis.

Loading...

Schwartzman, que llega con la vitola de haber derrotado a Rafa Nadal en Roma y como cabeza de serie número 12, se deshizo en una hora y 47 minutos del serbio Miomir Kecmanovic, por 6-0, 6-1 y 6-3.

Nunca había perdido tan pocos juegos en sus siete estrenos en París y lo hizo ante un jugador que esta temporada ha ganado el torneo de Kitzbuhel.

Buenas sensaciones de Schwartzman, que tiene espectativas altas en el Grand Slam de París, donde ha superado la primera ronda en seis ocasiones y donde su techo son los cuartos que jugó en 2018.

Es, además, la décima victoria que consigue sobre la arcilla de la capital francesa y se queda a un triunfo de los 160 en el circuito profesional.

Su próximo rival saldrá del duelo entre el francés Corentin Moutet y el italiano Lorenzo Giustino, procedente de la fase previa, que quedó interrumpido por la lluvia cuando empataban a un set y disputaban el tercero.

Londero evitó “in extremis” la remontada de su compatriota Federico Delbonis en la primera ronda de Roland Garros, donde tras 5 horas de partido acabó imponiéndose por 6-4, 7-6(1), 2-6, 1-6 y 14-12.

MARATÓN DE LONDERO

En un partido intenso e irregular, en un ambiente lluvioso en la capital francesa, Londero superó incluso una bola de partido de su rival para superar la primera ronda de un grande donde el año pasado alcanzó los octavos de final.

Delbonis no tiene suerte en Roland Garros, donde nunca ha superado la segunda ronda en ocho participaciones. Contra Londero se aferró al partido, remontó dos sets en contra y abocó la contienda a un maratón.

En la quinta, con 8-9 en el marcador remontó una bola de partido y desperdició otra con 11-10 a su favor, antes de ceder su servicio tres juegos más tarde para dejar escapar el duelo.

Londero, que fue una de las sensaciones del año pasado, se medirá por un puesto en tercera ronda contra el italiano Marco Cecchinatto, semifinalista de 2018, que ganó su primer partido en un Grand Slam desde entonces.

Federico Coria no ocultó la ilusión de haber ganado un partido en el cuadro final de un torneo donde su hermano Guillermo alcanzó la final en 2004.

Tras superar la fase previa, el pequeño de los Coria se impuso al taiwanés Jason Jung por 7-5, 7-6 (6) y 7-6 (3).

TRAS LOS PASOS DE SU HERMANO

Pero a sus 28 años, el ahora 98 del mundo, que vive el momento más dulce de su carrera, lo quiere prolongar, para lo cual tendrá que superar al francés Benoit Paire, que derrotó al surcoreano Soonwoo Kwon por 7-5, 6-4 y 6-4.

“Tendré que jugar mejor”, dijo el argentino, que reconoció que frente a Jung no encontró “buenas sensaciones”, tanto por el rival como por el viento.

“Pero venir acá, poder jugar y ganar, es todo muy loco. El destino me va poniendo oportunidades, el tren no pasa seguido y ahora estoy en ‘las buenas’ y lo estoy viviendo así”, afirmó.

Coria habló con la prensa en la pista Suzanne Lenglen, la misma en la que cuanto tenía 12 años pudo pelotear unos minutos con su hermano, que entonces era uno de los dominadores del circuito sobre arcilla.

“Ahora me toca estar jugando a mi, y estoy viviendo mi sueño a cada momento y en estos dos meses me pasaron todas cosas que son una locura”, agregó.

El menor de los Coria sumó su segundo triunfo en un grande, unos días después de haber ganado en primera ronda del Abierto de Estados Unidos al mismo rival taiwanés.

También debutó con éxito Podoroska, que también consiguió el pase a través de la fase previa y que venció a la belga Greet Minnen, 6-2 y 6-1.

La jugadora argentina tendrá que medirse por un puesto en tercera ronda contra la kazaka Yulia Putintseva, que derrotó a la belga Kirsten Flipkens por 6-1 y 6-2 y que ocupa el puesto 30 del ránking mundial.

A sus 23 años, Podoroska, que es 131 del mundo, ganó así su primer partido en un Grand Slam, en su segunda participación, tras haber disputado la primera ronda en el Abierto de Estados Unidos de 2016, con solo 19 años.

Posteriormente, las lesiones el apartaron de los primeros puestos del ránking a los que trata de regresar ahora.

EFE

Loading...