5 Trucos de estafadores que debes conocer para no quedarte sin tu auto

Según las estadísticas de la policía de tránsito, en Rusia, entre enero y abril de 2018, fueron robados 13 700 vehículos, lo que representa un 10 % menos en comparación con 2017. Estados Unidos ocupa el primer lugar en esta lista. El año pasado, allí se cometieron 773 139 robos de este tipo.

Loading...

Se realizó un estudio y averiguó cuáles son algunos de los métodos profesionales utilizados por los delincuentes para salirse con la suya. Conociéndolos, podrás proteger a tus seres queridos y a ti mismo de estos problemas.

1. Moneda en la manija de la puerta

Uno de los trucos más ingeniosos es abrir el coche con una moneda. El atacante inserta una en la manija de la puerta del lado del pasajero, ya que el conductor rara vez le presta atención a ese lado. Más tarde, cuando cierres el automóvil, el llavero funcionará, pero la cerradura central no se bloqueará y el auto permanecerá abierto. Por lo tanto, antes de abandonar tu coche y activar el cierre, debes mirarlo por todos lados.

2. Robo por el puerto OBD

Desde 1996, todos los autos están equipados con un puerto OBD. Este permite el acceso a su computadora, la cual se utiliza para hacer un diagnóstico. Con la ayuda de un equipo especial conectado al OBD, se puede desactivar la alarma estándar o abrir las puertas. Pero lo más importante es que a través de él se puede simular la entrada de la llave de arranque.

Puedes proteger el puerto OBD de esta forma:

La ranura del puerto en todos los coches es estándar. Al cambiar su forma o el orden en que se ubican los cables, harás que el equipo de los secuestradores sea inútil.

Por supuesto, para activar este método, debes subir al auto. Pero eso no es difícil para un especialista en secuestros.

 

3. Botella vacía

El secuestro o robo bajo este esquema se hace en los estacionamientos vacíos. Es muy simple:

El atacante inserta una botella entre la rueda y el guardafangos del lado del pasajero para que el conductor no lo note de inmediato. Cuando el propietario del automóvil regresa y comienza a salir del estacionamiento, escucha un ruido fuerte y aterrador que es creado por el plástico.
El conductor se detiene y se dirige a verificar qué es lo que ocurre. En esos segundos se lleva a cabo el robo o secuestro, ya que pocas personas apagan el motor y se llevan las llaves y pertenencias personales para comprobar que la rueda está bien o para descubrir qué está produciendo el desagradable sonido.

Observa el auto de todos lados antes de dejar el estacionamiento y ten cuidado.

4. Alarma “defectuosa”

Este método se utiliza cuando el auto está estacionado cerca del edificio del dueño. Al encontrar un lugar aislado, los secuestradores arrojan objetos al automóvil que no lo dañan, pero activan la alarma. Esto continúa hasta que la paciencia del propietario se agota y los vecinos comienzan a quejarse, exigiendo poder dormir tranquilos.

Tras considerar que la alarma está defectuosa y después de escuchar muchas quejas, el dueño del auto la apaga. Después de eso, los secuestradores hacen su trabajo. Y si no llegan a robar el auto, al menos recogen algo de valor.

5. Bolso de una mujer

Este truco se lleva a cabo en semáforos y lugares desiertos. Lo que sucede es que muchos llevan un bolso con dinero y documentos en el asiento del acompañante, y no bloquean la puerta durante el movimiento.

En el momento en que te detienes en un semáforo, un ladrón corre hacia tu auto y, al abrir la puerta delantera, roba el bolso. Luego, la mayoría de las veces, todo sucede como lo espera el maleante. El conductor deja el auto y corre tras él. Entonces, le roban el coche. Si las expectativas de los secuestradores no se cumplen y te quedas en tu lugar, lo más probable es que te llamen más tarde para ofrecerte devolver tus pertenencias a cambio de una remuneración.

Bajo un esquema similar trabaja gente necesitada aparentemente inofensiva, que solicita ayuda financiera y se acerca a tu auto en un semáforo. Puede hacer que salgas de este. En este momento, ocurre el robo de objetos de valor o del propio automóvil.

Loading...