Ronaldinho ya sabía de la grandeza de Messi

El brasileño Ronaldinho está en Barcelona desde hace días. Bueno, mejor dicho en Castelldefels, su Río de Janeiro “particular” donde es admirado, querido por todos y lugar en el que muchos amigos “de los de verdad” le esperan todo el año con los brazos abiertos. El crack no está sólo. Acompañado de Roberto, su hermano, Ronaldinho ha demostrado públicamente que sigue dándosele muy bien los niños y cuida a su pequeño sobrino, nacido hace pocas semanas.

Ronaldinho

El Gaúcho está en Castelldefels, decíamos, lugar en el que vive Lionel Messi, uno de sus mejores amigos y futbolista que cuando lo ve siempre se pone en pie. “Disfrutamos mucho juntos”, siempre dice Ronaldinho, que no para quieto y tiene fijada su residencia entre Brasil, Miami, Castelldefels y los aviones privados. Jugó ayer sábado un torneo de futvoley en la playa de la localidad costera organizado por Northweek, la marca de gafas que lo viste. Protegido por Mimo, su “hermano” propietario del Casanova Beach Club, el que hiciera campeón de Europa al Barcelona en 2006 no dudó en elogiar a Lionel Messi.

“Lo que me gusta es que esté feliz. Eso es lo que más me llena. Eso me pasa con él y con el resto de mis amigos estén donde estén y jueguen dónde jueguen”, dijo el futbolista. Cuando Ronaldinho estaba en la cresta de la ola azulgrana, Messi comenzaba a despuntar, aunque para el brasileño nunca hubo dudas: “Siempre supimos que Messi sería el mejor. Se le veían cosas muy diferentes al resto. No nos equivocamos”, sentenció.

Amigo también de Neymar, Ronaldinho siempre que puede se escapa a Castelldefels. Como si fuese un hijo adoptivo de la localidad, el Gaúcho no descarta nada para el futuro. Aquí le quieren y él lo sabe.

Con información de As

Loading...