Prepara una rica y suculenta ricota horneada con aceitunas

La ricota es un queso de origen italiano que resulta muy parecido al mascarpone o el requesón.
Es arenoso y untuoso, a la vez que es salado y versátil. Realmente, se adapta a muchísimas preparaciones, generalmente como componente del relleno.

Sin embargo, en esta receta la ricota es protagonista. Consiste en una especie de pastel gratinado, únicamente a base de este queso, huevo, parmesano, tomillo y aceitunas negras.

Luego se sirve con unos tomaticos cherry, que se pueden comer así solos o incluso sobre una bruschetta. Da para poner en juego la imaginación gustativa.

Ricota horneada con aceitunas

Ingredientes (para 6 raciones)

600 gramos de ricota
1 cucharadita de hojas de tomillo fresco
¼ de taza de aceitunas negras deshuesadas y troceadas
1/3 de taza de queso parmesano rallado
1 huevo
125 gramos de tomates cherry
Aceite de oliva al gusto

Preparación

Precalentar el horno a 180 °C con ventilador. Untar con aceite un molde redondo o rectangular desmontable de 20 centímetros y ponerlo en la bandeja del horno.

Mezclar la ricota con el tomillo, las aceitunas, el parmesano y el huevo en un bol grande y sazonar. Verter la mezcla en el molde.

Hornear por 30 minutos o hasta que esté doradita. Dejar enfriar. Servir con los tomates o en bruschetta. Añadir un poco de aceite de oliva encima.

Fuente: cocinayvino

Loading...