Argentina aliviará presiones cambiarias

El Ministerio de Economía de Argentina informó este lunes que para la gestión fiscal del último bimestre aliviará el nivel de asistencia financiera del Banco Central, una emisión de moneda que ha generado presiones cambiarias adicionales en los últimos dos meses.

Loading...
Foto: Archivo

“Durante los meses de noviembre y diciembre no se solicitarán asistencias del Banco Central al Tesoro en forma de Adelantos Transitorios, tras las cancelaciones efectuadas en los últimos días”, indicó Economía en un comunicado antes de la apertura de los mercados.

En cuanto a la política financiera para el cierre del año, se apunta a renovar la totalidad de los vencimientos de capital e intereses y obtener financiación neta de mercado por hasta un 10 % respecto al total de vencimientos en ese periodo.

“Cualquier incremento de financiamiento neto que supere ese umbral será destinado a reducir adicionalmente el nivel de asistencia del Banco Central”, cerró.

Este mensaje se envía después de que la semana pasada el Gobierno obtuviera una tregua en la cotización de los tipos de cambio paralelos al oficial.

Y se realiza a las puertas de una nueva emisión de deuda del Tesoro, que realizará cinco subastas de letras y bonos: el martes 3 de noviembre, el lunes 9 de noviembre, el miércoles 11 de noviembre, el jueves 19 de noviembre y el jueves 26 de noviembre.

El Tesoro espera repetir la buena adhesión que obtuvo en la colocación de la semana pasada, cuando tuvo un financiamiento neto positivo de 250.000 millones de pesos (3.191 millones de dólares), en parte gracias a la emisión de un título atado al tipo de cambio, que le permitió afrontar un vencimiento de deuda y devolver 100.000 millones (1.276 millones de dólares) en forma anticipada al Banco Central en concepto de adelantos transitorios.

Leer más: Trump y Biden en la pista de campañas totalmente opuestas

“De este modo, se contribuye a crear un puente de previsibilidad entre la ejecución presupuestaria del corriente año y el presupuesto 2021, que contempla una considerable reducción de las necesidades de financiamiento y del crédito del Banco Central al Gobierno”, afirmó Economía.

El Gobierno reconoció que frente a la imposibilidad de acceder al financiamiento a través del mercado de capitales, el mayor déficit fiscal, provocado por el impacto de la pandemia, significó un aumento de los requerimientos de asistencia financiera por parte del Banco Central, lo que aumentó en gran medida la emisión de pesos.

“Las autoridades se mantuvieron conscientes de la necesidad de encarar, cuando fuera posible, acciones de corrección de esos desbalances, que iniciaran un sendero sostenido de consolidación y aliviaran la presión sobre la política monetaria”, afirmó el comunicado.

Para el Gobierno, “se han creado así las condiciones para poder establecer con mayor certidumbre el sendero fiscal hacia el final del año”, porque la “incipiente recuperación de la actividad económica ha repercutido positivamente en la recaudación impositiva, mientras que el financiamiento en el mercado interno ha permitido renovar vencimientos y captar recursos netos”.

El Gobierno también realizará el 9 de noviembre una licitación en dólares por 750 millones de dólares, con los que busca facilitar la salida a fondos de inversión atrapados en títulos en pesos y cuya salida presiona en los tipos de cambio paralelos.

EFE

Loading...