Persisten largas colas en las estaciones de servicio subsidiadas

En las distintas estaciones de servicio donde venden gasolina subsidiada, aún persisten largas colas de vehículos, los usuarios manifestaron que esperan de un día para otro para surtir sus carros, debido a la cantidad limitada de combustible que llega o distribuyen.

Loading...
Señor calvo de piel morena con lentes

Eduardo Hernández, quien esperaba en la estación de servicio Tacarigua, ubicada en la avenida Bolívar de Maracay, nos comentó que lleva desde ayer haciendo la cola con la esperanza de llenar el tanque de su vehículo, y en esa estación despachan gasolina de acuerdo a cuantos litros dispongan sin un límite de carros diarios.

“Aproximadamente con 9 mil litros se puede despachar de 100 a 120 carros, expresó Hernández, asegurando también que el esquema de distribución está bien organizado, pero deberían despachar combustible a primeras horas de la mañana”.

“Pasamos un día completo en la cola y es un día perdido de trabajo”, enfatizó Hernández.
En este sentido, David Camacho argumentó, “no me parece que a los venezolanos nos acostumbren a las migajas y a pasar 3 días para echar gasolina”.

“Muchos de lo que estamos aquí estamos desde ayer, no es justo que se nos pase el tiempo aquí esperando para echar gasolina, faltando a nuestros trabajos y dejando de atender otras cosas. La gasolina no cumple con el octanaje requerido, haciendo que fallen las bombas de los carros”, expresó Camacho.

Además, Simón Tovar dijo que los dueños de los carros se organizan ellos mismos, para asegurar que se respete el orden de llegada, ya que muchas personas llegan en la madrugada y se colean.

“Estamos desde ayer en la cola y nos organizamos para que nadie nos colee, pero ayer llegó gasolina y deberían comenzar a trabajar a las 7:00 y comenzar a despachar”, dijo Tovar.

Aunado a esto, Rafael Pérez quien esperaba su turno en la estación de servicio del sector 6 de Caña de Azúcar, nos dijo que en dicha bomba trabajan todos los días, pero despachan a 220 vehículos, y de acuerdo al terminal de placa y de acuerdo al esquema Pico y Placa establecido por el Gobierno Nacional.

“Esto ha sido lo mejor para la distribución de combustible, hoy me toca echar gasolina, ya que mi último número de placa es el 0, y soy el 42 en la cola”, dijo Pérez.

De igual manera piensa Gabriela Pérez, quien dijo que este modo de distribución ha sido lo mejor, ya que no hay peleas en las colas, y cada quien respeta su puesto.

Desde el 5 de octubre, el Estado venezolano comenzó a implementar el plan de distribución bajo el esquema Pico y Placa, con el objetivo de normalizar la distribución de gasolina en el país y teniendo previsto terminar el próximo 5 de noviembre, donde se desconoce qué sucederá después de la fecha límite de este plan.

LINO HIDALGO | elsiglo

Loading...