Precios de la carne “bailan al son de la divisa”

Las carnicerías en los mercados populares del centro de la ciudad se encuentran sin mucha afluencia de compradores, los comerciantes atribuyen la baja en las ventas a la variación estrepitosa de las divisas que aumentan hasta 10 puntos por día.

Loading...
Las carnicerías en los mercados populares del centro de la ciudad se encuentran sin mucha afluencia de compradores, los comerciantes atribuyen la baja en las ventas a la variación estrepitosa de las divisas que aumentan hasta 10 puntos por día.
                                    El precio de la carne sube a diario por la subida del dólar

Los precios del producto cárnico vienen anclados de acuerdo a cómo está la moneda extranjera, en los últimos días la divisa ha tenido aumentos considerables afectando la economía de los consumidores y a las ventas en los principales comercios.

Al respecto, Jesús Sánchez destacó, “las ventas están muy bajas, todo se mueve en base al dólar, y cada vez está más caro todo, es horrible lo que estamos viviendo, a las personas no les alcanza para comer”.

Asimismo Sánchez aseveró, “los distribuidores venden a precio del dólar del día y muchas veces piden el dinero en efectivo y uno debe salir a cambiar o a comprar divisas para poder ser despachados, este problema trae cadena y el destino final es el consumidor, que es el último escalafón y sufre las consecuencias”.

De esta misma manera, Julio Hernández resaltó, “la carne baila al son del dólar, mientras esté en aumento ella varía de precio y eso es a diario, trabajamos a base de las divisas, cada día se vende menos, la gente no tiene como comprar y nosotros mientras tanto aquí resistiendo hasta donde se pueda”.

Por otro lado, William Guédez argumentó, “las ventas han bajado yo calculo en 90%, todos los precios están anclados al bendito dólar, nos llega el producto y la mercancía no sale, eso representa un dolor de cabeza para los comerciantes; las personas prefieren sustituir la carne por otros productos, los cortes de primera no se están vendiendo”.

Los consumidores por su parte resaltan que no entienden la razón por el cual los comerciantes no regulan los precios cuando el dólar baja, asimismo señalan que el Gobierno nacional debe empezar a regular los productos de primera necesidad y hacer inspecciones continuas en cuanto a la desaforada manera de aumento de los rubros alimenticios.

En este sentido, Gisel González afirmó, “entiendo la posición de los comerciantes, no es fácil para ellos la compra de su mercancía en dólares, pero la variación de las divisas no siempre es hacia arriba, a veces baja y ellos mantienen los costos iguales o de igual manera lo aumentan; estamos en una tierra sin ley donde todos quieren hacer lo que les da la gana”.

El precio de la carne calculada en el dólar se encuentra en $4 el kilo de primera, mientras que el de segunda en $3, la de tercera en $2.5, el estipulado en bolívares varía en las carnicerías, según como se encuentre la divisa extranjera para el momento.

JOSÉ CARPIO G. | elsiglo

Loading...