Kourtney y Kim Kardashian inician su temporada 15 con una pelea

La nueva temporada de “Keeping Up with Kardashians” comenzó con una fuerte pelea entre Kourtney Kardashian y su hermana Kim.

Ya son 15 temporadas de este polémico reality y el Klan K ha dado mucho de qué hablar. En el episodio que se estrenó el domingo, Kourtney hizo fuertes revelaciones al decir que está avergonzada de su “repugnante” familia.

La tensión comenzó cuando Kim sugirió planear una sesión fotográfica familiar y accedió a coordinar los horarios de todos.

“Es realmente importante para mí que nuestra familia haga una tarjeta de Navidad este año. Ha sido una tradición por tanto tiempo. Es algo divertido que todos podemos hacer juntos”, explicó Kim.

Kourtney no quiso cambiar una cita y Kim no pudo contener la rabia y estalló: “Nadie te quiere en la sesión. Sal de aquí y vete”.

La socialité continuó diciendo: “Necesito que no sea tan difícil a pesar de que no tiene negocio que le apasione y que la mantenga tan ocupada como a las demás. Es la menos emocionante de ver por lo que puede estar fuera.”

Kourtney se fue corriendo, pero la discusión continuó por teléfono.

“No estoy aquí para ser maltratada por mi familia. Ustedes tienen valores muy diferentes a mí. Elijo ser una madre para mis tres hijos. No estoy aquí buscando otro trabajo. Ya trabajo lo suficiente, más de lo que me gustaría “, dijo sollozando Kourtney.

“Eres la persona más frenética del planeta cuando eres la que menos trabajas”, dijo Kim a Kourtney provocando el estallido de la pelea.

“Si tuviera suficiente dinero, no trabajaría, no haría el show y sería una mamá de tiempo completo. Eso es lo que quiero hacer. La culpa que cargo todos los días por no estar en casa cuando llegan de la escuela, no hacer la tarea, mis hijos sufren. Honestamente tenemos una familia repugnante, estoy avergonzada de ser parte de esto. Es simplemente asqueroso”, dijo enfadada Kourtney.

Más tarde, Kim reconoció que había sido grosera pero se negó a echarse atrás y pedirle una disculpa a su hermana.

Kourtney decidió ponerle punto final a este pleito afirmando que lo más importante para ella son sus hijos.

“No voy a perder mi tiempo, ya sea mi hermana o no, con alguien que me hable de esa manera o que piense de esa manera sobre mí. Todos tienen diferentes prioridades “, dijo.

“Al final del día, cuando muera, no importa cuánto dinero haya en nuestra cuenta bancaria. Lo que me importa son mis recuerdos. No voy a estar cerca de personas que me depriman a diario”, continuó, llorando.

Fuente: Telemundo

También te puede interesar: ¡Ufff! Kourtney Kardashian desmotró que tiene mejor trasero que Kim

Loading...