Secretaría de Cultura realizó homenaje a compositores de Aragua

La Secretaría de Cultura rindió un emotivo homenaje a icónicos compositores musicales regionales en una actividad realizada en la pérgola de la Casa de la Cultura de Maracay.


Durante la actividad, el profesor Luis González, secretario de Cultura de Aragua, entregó reconocimientos a los compositores Enyú Peña, César Brito, Carlos Carpio, Rafael Narváez, Carmencita Delara, Miguel Rangel, Diana Ávila, José Miguel Cuello y Eduardo Fajardo.

Igualmente fueron reconocidos Víctor Cedeño, Luis Alfonso Reyes, Waldemar Delima, Manú Torrealba, Juan Antonio Ruiz, René Cardoza, David Camacho, Orlando Hurtado «El Cunavichero», Enrique «Tío» Tovar y Oscar Chamoo.

El evento contó con la participación del Ensamble de Metales y Percusión «José Félix Ribas», dirigido por el maestro Carmelo Caccioppo, que ofreció un novedoso concierto tributo a los compositores aragüeños, interpretando un variado repertorio musical.

La actuación incluyó legendarios temas venezolanos y latinoamericanos como «Gran Fanfarria» del compositor larense Jean Carlos Castro, «Venezuela», «Tico-Tico», «Libertango» de Astor Piazzolla y «La Guerra de Excepciones», donde combinan magistralmente ritmos de nuestra Patria.

Durante la actividad, Luis Alfonso Reyes, director del grupo «Venezuela Folclor», destacó la importancia de la música y los compositores en la cotidianidad, quienes con su trabajo diario en comunidades populares, demuestran bondad y sabiduría en cada nota o canción popular, ideadas como trinchera del pensamiento popular, mientras siembran con su ejemplo, valores humanistas tendientes a conformar una sociedad pacífica, equitativa y justa.

«Los músicos somos esa especie de irreverentes duendes inquietos y sonrientes, convertidos en reafirmación cultural de los pueblos. Esa persona dulce y querible que conserva la inocencia después de haber atravesado por todas las pruebas que la vida suele poner en el camino», acotó Reyes, cantautor y compositor de más de 600 temas musicales, entre los que destacan las canciones: «Mi Velero», «Nací para Amarte» y «Preciosa Mujer».

Conscientes que las formas rítmicas posibilitan a los seres humanos entablar una alquimia con su más pura esencia, el Maestro Carmelo Caccioppo señaló que a diario la música se confirma como: «una maravillosa y genuina herramienta humanista de inclusión social, capaz de cohesionar comunidades populares. En Aragua, tenemos un talento indiscutido en materia musical, que nos confirma como indiscutida potencia cultural del mundo».

elsiglo