Tribunal UE rechaza sanciones por participar en competiciones privadas

El Tribunal General de la Unión Europea declaró este miércoles que las medidas de la Unión Internacional de Patinaje (UIP) que imponen sanciones estrictas a los deportistas participantes en pruebas de patinaje no reconocidas por ella resultan contrarias a la normativa de la UE sobre competencia y las rechazó al considerarlas “injustificadas”.

Loading...

La UIP, que es la única federación deportiva de patinaje reconocida por el Comité Olímpico Internacional (COI), es la encargada de dirigir y gestionar las disciplinas de patinaje artístico y de velocidad y organiza pruebas como los campeonatos europeos o los Juegos Olímpicos de Invierno, por lo que plantea amonestaciones como excluir de por vida de toda competición organizada por ella a los afiliados que participen en eventos “no autorizados”.

En el año 2014, la sociedad coreana Icederby International convocó en Emiratos Árabes una competición de patinaje de alta velocidad que incluía pruebas de nuevo formato que finalmente tuvieron que ser suspendidas debido a que, al no haber autorizado la UIP este evento, la organización se encontró con muchos obstáculos para garantizar la presencia de patinadores profesionales, un problema que impide a competiciones privadas contar con deportistas de primer nivel y descarta una posible fuente de ingresos a los patinadores.

Por esta razón, tras una denuncia presentada por los patinadores profesionales holandeses Mart Tuitert y Niels Kerstholt, la Comisión Europea abrió una investigación en 2017 que concluyó con una llamada de atención de la institución a la UIP por violar las normas europeas de competencia y la conminó, bajo pena de multa, a poner fin a las infracciones.

Por su parte, la UIP recurrió esta decisión ante el Tribunal General, que ha confirmado que, a pesar de que este organismo está “legitimado” para establecer normas para “reducir riesgos de manipulación en las competiciones”, ha señalado que la situación en la que se encuentra puede provocar “un conflicto de intereses” y ha determinado que está “obligado” a velar por que terceros organizadores de competiciones de este deporte “no se vean privados de un acceso al mercado pertinente”.

EFE

Loading...