ONU pide una respuesta regional al éxodo de venezolanos

El coordinador residente del Sistema de Naciones Unidas en Colombia, Martín Santiago, pidió ayer una respuesta regional a la crisis causada por el éxodo de venezolanos ante su escala, magnitud y consecuencias.

Según dijo Santiago a periodistas en la ciudad fronteriza de Cúcuta, las consecuencias “no son solo para Colombia”, sino también “para los países de la región”, por lo que es necesario buscar “respuestas a una situación que ya es excepcional” porque el movimiento migratorio ha excedido los parámetros que proyectaron en un inicio.

Según los datos de la ONU, cerca de 2,3 millones de venezolanos han abandonado su país ante la profunda crisis que vive.

De ellos, cerca de un millón se han asentado en Colombia, si bien 35.000 más cruzan diariamente la frontera común, muchos para comprar bienes de primera necesidad y otros para dejar definitivamente Venezuela.

En este sentido, Santiago comentó que la ONU busca “acompañar y articular respuestas en distintos ámbitos”, pero especialmente en materia de “política pública efectiva” para los venezolanos que llegan al territorio, así como para las comunidades que los reciben y los colombianos que regresan a su país.

También reconoció al Gobierno del presidente Iván Duque por haber puesto “como uno de los temas prioritarios de la agenda” la atención al éxodo de venezolanos y agradeció a Colombia por su “generosidad” al recibir a los migrantes.

“Esta actitud decidida de las autoridades colombianas es un acto de generosidad, un ejemplo para el mundo y una determinación de cómo se muestra en la agenda global un imperativo ético y global. Es un ejemplo clarísimo de humanidad”, concluyó Santiago.

COLOMBIA VE URGENTE CREAR FONDO HUMANITARIO

El canciller colombiano, Carlos Holmes Trujillo, aseguró que es urgente que la comunidad internacional conforme un fondo humanitario de emergencia para atender el éxodo de venezolanos y también que se designe un enviado especial “en el marco de la ONU” para coordinar la acción multilateral.

Esas fueron sus principales conclusiones tras dos días de visita a la zona fronteriza que concluyó ayer en la ciudad limítrofe de Cúcuta, en la que recorrió el puente internacional Simón Bolívar.

“Hemos pedido la designación de un enviado especial dentro del marco de Naciones Unidas para coordinar la acción multilateral que permita hacerle frente a la crisis”, aseguró Trujillo a periodistas.

Esa solicitud “está avanzando”, según comentó el ministro de Relaciones Exteriores, quien agregó que actualmente la propuesta está “en periodo de maduración”.

En este sentido, Trujillo insistió en la importancia de comprender la magnitud regional y global que tiene el éxodo de venezolanos, por lo que consideró que las medidas que se deben tomar no deben ser nacionales, sino que abarquen a todos los países afectados.

Además, detalló que en la próxima Asamblea General de la ONU Colombia promoverá un encuentro en el que invitarán a los países de la zona, así como a donantes y organismos financieros multilaterales para constituir el fondo humanitario.

También recordó que la semana próxima visitará Washington y posteriormente acudirá a la Unión Europea (UE) para tratar el tema.

ALERTAN DE GRANDES NECESIDADES MÉDICAS

La Federación Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (FICR) alertó ayer que su personal y voluntarios en América Latina están constatando un elevado número de personas migrando de un país a otro con “graves necesidades médicas y que requieren atención urgente”.

En ese contexto, agregó el organismo, el riesgo de brote de enfermedades como el sarampión, la difteria y la tuberculosis es alto.

Ante el aumento de las necesidades humanitarias, generadas en particular por el éxodo de venezolanos de su país, la FICR ha decidido reforzar su apoyo a las sociedades nacionales de la Cruz Roja.

Esta entidad, que coordina el trabajo de socorro y la ayuda de emergencia a través de la Cruz Roja en cada país, trabaja con la estimación de que entre 1,6 y 4 millones de personas están en movimiento en el continente americano buscando escapar de la inestabilidad e inseguridad que reina en sus países.

También te puede interesar: Venezolanos regresan de Perú en avión enviado por Maduro

Otros casos a los que la FICR hace referencia son los de Nicaragua, donde una represión política ha forzado a miles de ciudadanos a escapar del país, así como a los movimientos de inmigrantes irregulares entre Centroamérica y Norteamérica.

“Se convertirá en una grave crisis si ellos encuentran hostilidad y exclusión (en los países a los que llegan), en lugar de la ayuda, respeto y compasión que toda persona vulnerable merece, no importa quién sea o de dónde venga”, dijo el presidente de la FICR, Francesco Rocca.

En una declaración emitida desde su sede en Ginebra, el responsable señaló que preocupa en particular la seguridad de los ancianos, las mujeres y los niños que están desplazándose.
“Hay muchas vidas que están en juego y nuestro sentido de humanidad debe extenderse más allá de las fronteras”, pidió Rocca.

EFE

 

Loading...