Estrangularon a una abuelita para robar en su residencia

Loading...
Vecinos del sector Santa Rosalía de Cagua, municipio Sucre, amanecieron este martes consternados y entristecidos tras conocer la muerte de una de las fundadoras del urbanismo a manos de la delincuencia.
Los investigadores ingresaron a la quinta, donde iniciaron las averiguaciones de rigor

La víctima se trataba de la señora Eruma Tovar de Reyes, de 64 años de edad, de oficio del hogar y madre de cuatro hijos, tres de ellos varones, según lo informado a los periodistas.

Su cuerpo fue localizado en la parte posterior de la quinta, amarrada con cables de teléfono y además presentaba signos de estrangulamiento.
El móvil del homicidio se inclina al presunto robo. Todo apunta que entre las 5:00 y 6:00 de la mañana de ayer, moradores vieron a cuatro sujetos merodeando la zona, así como una mujer tocando insistentemente la puerta de entrada de la vivienda.
Se dijo que dos de los hampones caminaban de un sitio a otro como si estuviesen cantando la zona o advirtiendo a sus compinches de la posible visita de comisiones policiales. Mostraban aspecto de nerviosismo.
Mientras esto sucedía, el resto de los antisociales, según la suposición del caso, penetró a la vivienda, sometiendo a la señora, a quien la sacaron hacia la parte posterior y la asfixiaron con un cable hasta quitarle la vida.
Luego de ese hecho, los malvivientes “pasaron raqueta a todas las cosas que vieron en su camino, y emprendieron la huida en un vehículo de la familia Tovar Reyes. Se desconocen detalles del carro”, se dijo a los periodistas.

Poco después, uno de los hijos de la víctima, cómo de costumbre, se acercó a la quinta e ingresó a la misma, encontrándose con un escenario que despertó sus sospechas.

Llamó a su señora madre y cómo no respondió, comenzó a buscarla en toda la edificación, encontrándola luego en la parte posterior; presumiendo que aún estaba con vida, tomó a la dama entre sus manos y la trasladó al Centro Médico de Cagua, donde los facultativos de guardia le diagnosticaron su muerte presuntamente por asfixia.
El caso fue denunciado de inmediato a la Base de Homicidios de Santa Cruz e inmediatamente las comisiones se dirigieron al lugar del suceso, iniciando las averiguaciones de rigor. Sin perder tiempo, los expertos reactivaron las huellas dactilares de los sospechosos.
Tomaron declaraciones de posibles testigos, así como también colectaron evidencias fílmicas y otros elementos que serán analizados en los laboratorios de la institución.
Hay la sospecha que los homicidas habrían actuado bajo el manto de la complicidad. La principal indiciada, en ese caso, sería la señora que hace el mantenimiento. Durante la mañana no se presentó al sitio.
El asunto apunta que los ladrones son unos “arañeros” y en las próximas horas tendrían que rendir cuentas ante la justicia. La muerte de la señora Eruma Tovar de Reyes es investigada por los mejores pesquisadores.

LUIS ANTONIO QUINTERO | elsiglo
fotos | FAUSTINO PÉREZ

Loading...