Niño de 5 años abandonado en el Darién fue rescatado por una familia ecuatoriana

431

Un niño migrante de 5 años de edad presuntamente abandonado en el Tapón del Darién fue rescatado por una familia ecuatoriana que también cruzaba la selva. Actualmente, está «bajo custodia y protección» de las autoridades de Panamá. Así lo informó este sábado el Servicio Nacional de Migración (SNM) panameño

Niño de 5 años abandonado en el Darién fue rescatado por una familia ecuatoriana elsiglo.com.ve
Unos 600.000 migrantes que han cruzado la selva en los últimos años, 20% son menores de edad, algunos ven morir a sus padres, otros son abandonados El  Siglo Foto Cortesía  

La oficina de Migración indicó en un comunicado que el menor lo encontró «una familia ecuatoriana. La cual lo ayudó y lo trajo hasta la comunidad receptora (de migrantes) de Bajo Chiquito». Este es un poblado indígena situado en la provincia panameña de Darién, fronteriza con Colombia.

Las autoridades panameñas ya identificaron «a la madre del menor, quien tiene tres hijos más y está embarazada», indicó la información oficial. Esto sin precisar la nacionalidad del pequeño y su familia.

«El Ministerio de Seguridad Pública, a través del SNM y el Servicio Nacional de Fronteras (Senafront), agradece a la familia ecuatoriana que ayudó y condujo a lugar seguro al menor, que está sano y salvo», expresaron las autoridades.

Añadieron que el Ministerio Público (MP, Fiscalía) da seguimiento a este caso para deslindar responsabilidades. Además, reiteraron que el Tapón del Darién «es una selva peligrosa».

La directora de la oficina de Migración de Panamá, Samira Gozaine, habló el viernes a EFE de los duros testimonios sobre el abandono o muerte de niños en la selva. En donde los viajeros están sometidos a los rigores del entorno salvaje y también a la presencia de criminales.

Familia ecuatoriana rescató a un niño presuntamente abandonado en el Darién

Este sábado, el SNM indicó que de los 600.000 migrantes que han cruzado la selva en los últimos años, 20% son menores de edad. Algunos de los cuales «han visto morir a sus padres» mientras que «otros son abandonados».

Más de 157.000 migrantes irregulares han atravesado la jungla en lo que va de año en su viaje hacia Norteamérica. Así lo afirmó el viernes el ministro de Seguridad Pública de Panamá, Juan Manuel Pino. Además, aseguró que tras el cambio en la política migratoria de Estados Unidos, que ha endurecido las vías para obtener asilo en ese país, «no se visto una reducción significativa» de este flujo.

Solo la noche del jueves entraron al país a través del Darién 1.340 personas, dijo Pino. Este es un ritmo que hace pensar a las autoridades panameñas que este año la cifra de personas cruzando la selva podría duplicar la histórica de 2022 de 248.284.

«Esperemos que esto que está haciendo Estados Unidos tenga algún tipo de impacto», comentó. Pero por ahora «no hemos tenido una baja considerable de los que han transitado por Panamá», agregó.

La crisis migratoria inédita en América se expresa en la cifra de más de 145.000 viajeros llegados a Panamá tras cruzar la selva fronteriza con Colombia en lo que va de año.

Esta cifra acumulada en los primeros casi cinco meses de este año está por encima de los 109.293 migrantes que atravesaron la jungla entre 2010 y 2019. Y casi el quíntuple de los 33.819 que lo hicieron en los primeros cinco meses de 2022.

El Siglo Información El Nacional

CJL