Asciende a 48 muertos por gran alud en Ecuador ocurrido en marzo

189

El número de víctimas mortales del gran alud ocurrido a finales de marzo en Alausí (Ecuador) ascendió a 48 después de que este martes se lograra recuperar un cuerpo más, según informó la Fiscalía General de Ecuador.

Asciende a 48 muertos por gran alud en Ecuador ocurrido en marzo elsiglo.com.ve
FOTO CORTESÍA

La víctima, identificada como Juan José L.A., sus restos lograron recuperarlos por las brigadas de rescate prácticamente un mes después de que la montaña se viniera abajo en la noche domingo 26 de marzo y sepultara parte de Alausí, ubicado en la andina provincia de Chimborazo.

Bajo los escombros y toneladas de tierra quedan aún alrededor de 40 cuerpos por recuperar, según el reporte publicado el lunes por la Secretaría General de Riesgos.

El corrimiento de tierra abarcó una superficie de 24,3 hectáreas y sepultó al menos 57 casas y otros espacios públicos como el estadio municipal de fútbol.

En la población se registraron más de 1.000 damnificados y 581 afectados, producto de otros 163 inmuebles que quedaron afectados o en riesgo de un nuevo alud, lo que obligó a evacuar 5 barrios de Alausí.

También te puede interesar: Trece fallecidos y 126 heridos por el sismo de magnitud 6,5 en Ecuador

Gran alud en Ecuador

Desde el 10 de abril se elevó la alerta de amarilla a naranja ante la posibilidad de que ocurra un evento similar, producto además de la inestabilidad del deslizamiento de tierra previo, donde puede que se haya acumulado gran cantidad de agua por las lluvias y el colapso del sistema sanitario en la denominada “zona cero”.

Del área del desastre se han extraído material equivalente a 25.362 metros cúbicos, en una labor que pudo acelerarse con la llegada al lugar de excavadoras.

En las labores de rescate participan actualmente 102 bomberos, 97 militares y 69 policías, mientras que también hay una quincena de representantes de la Cruz Roja Ecuatoriana y decenas de delegados de instituciones estatales para brindar apoyo a las víctimas.

EFE