Aceras de la ciudad convertidas en vertedero de escombros

208

Comerciantes y vecinos del centro de la ciudad han comenzado a ver con preocupación la anarquía reinante en la ciudad, donde cualquier esquina o espacio público es usado para depositar desechos, tanto sólidos como escombros de infraestructura, como han comenzado a aparecer en las diferentes esquinas del casco central de Maracay.

Señalaron algunos de los denunciantes, que esto se originó con la falta de supervisión hacia los trabajos de construcción o remodelación de locales comerciales o apartamentos en las adyacencias de la avenida Miranda, principalmente.

Kevin José Márquez, comerciantes del ramo de alimentos, explicó que esta situación se ha originado debido a que las personas que están realizando remodelaciones le pagan a un grupo de carrucheros para que se deshagan de los escombros y estas personas ociosas lo que hacen es almacenarlas en cualquier esquina, trasladándole este problema a la colectividad.

“Estos escombros ubicados en la avenida Miranda, cruce con Carabobo, tienen más de 15 días que los arrojaron ahí, se ha convertido en un problema para los peatones, quienes deben bajar de la acera para poder desplazarse, de igual forma, cada día que pasa se acumula más basura porque quienes cargan basura al ver el espectáculo de los desechos siguen lanzándole basura”, expresó Márquez.

Añadió el comerciante que los trabajadores del aseo urbano pasan de largo cuando ven estos escombros, ya que las compactadoras no están diseñadas para recibir escombros, solo desechos sólidos.

“Un grupo de vecinos del sector, que nos vemos afectados por estos escombros, hemos hablado con los transportistas del aseo urbano y le hemos pedido que se lleven estos desechos, sin embargo, su respuesta es que estos vehículos no prestan ese servicio, y que deben contratar un camión que recoja los escombros y los deposite en espacios aptos para ellos”, destacó el comerciante.

LLAMADO A LAS AUTORIDADES

Los vecinos del sector le hacen un llamado a las autoridades para que incrementen los recorridos en la zona y puedan detectar a estos carrucheros cuando trasladan los escombros, ya que es un proceso muy repetitivo en el área.

También le piden que despeguen fiscales en el casco central de la ciudad para que inspeccionen las obras que están activas y constate donde arrojan los escombros y qué personal y equipos están usando para ello.

A juicio de los denunciantes, solo de esta forma, podrá haber un control en la ciudad y acabar con la anarquía que se está imponiendo por la falta de control y supervisión en el centro de la ciudad.

MAURICIO BOLÍVAR | elsiglo