El pollo al horno de Karlos Arguiñano el plan familiar perfecto

334

El pollo se puede asar de mil maneras y puede ser más cómodo hacerlo por piezas, pero los días festivos sigue siendo tradición en muchas casas hornear un ave completa. Tan típico como el arroz de domingo, otra buena opción es acudir a un profesional

El pollo
Foto Referencial

un magnífico pollo asado bajo el brazo suena, sin duda, como un plan familiar perfecto, Aglomeraciones aparte.

Arguiñano nos anima a llevar los sabores a casa con una receta muy sencilla de pollo al horno, al estilo clásico, con su cama de papa, cebolla y manzana, y toques mediterráneos con limón, ajo y hierbas. Como bien señala, el único secreto está en lograr una carne muy jugosa con el exterior dorado y algo tostadito.

Ingredientes

  • Pollo limpio, entero1
  • Limón1
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Pimienta negra molida
  • Sal
  • Cebolleta2
  • Manzana tipo reineta o similares2
  • Patata grandes2
  • Diente de ajo8
  • Romero fresco
  • Tomillo fresco (opcional)
  • Vino blanco o caldo (opcional)
  • Perejil fresco (opcional)

Preparación

Precalentar el horno a 180ºC con calor arriba y abajo. Terminar de limpiar el pollo, dejando que se atempere un poco antes fuera de la nevera, retirando posibles restos de plumas, vísceras o exceso de grasa.

Emulsionar en un cuenco o bote con tapa el zumo del limón -no hace falta colarlo, solo evitar los huesos- con dos cucharadas de aceite, una cucharadita de sal y una cucharadita de pimienta negra. Embadurnar bien el pollo con esta mezcla, reservando lo que sobre.

Lavar y pelar las papas y las manzanas. Retirar la parte fea que puedan tener las cebolletas y las capas más externas y secas de los ajos. Cortar las cebolletas en juliana y las patatas y manzanas -sin corazón- en rodajas o medias lunas de 1 cm de grosor.

Pintar con aceite una bandeja de horno grande, echar la cebolleta, las papas y las manzanas y casi todos los ajos; salpimentar ligeramente y remover bien. Hacer un hueco en el centro y colocar el pollo. Introducir en su interior un par de ajos partidos y unas ramitas de romero y/o tomillo.

Regar la fuente con un buen chorro de vino blanco, caldo o agua, más la marinada. Asar durante unos 45-55 minutos, removiendo la guarnición a mitad de cocción si hiciera falta, para que no se queme. Dorar al final uno o dos minutos activando el gratinador y subiendo la bandeja de nivel. Servir con más romero y/o tomillo fresco

El Siglo