Detenido empresario de armas de EE.UU. por torturas en el Kurdistán iraquí

El empresario Ross Roggio fue arrestado en Estados Unidos acusado de torturar en 2015 junto a militares kurdos a uno de sus empleados en el Kurdistán iraquí que se opuso a un proyecto de una fábrica de armas en esa región; informó este viernes el Departamento de Justicia.

 Kurdistán
FOTO : REFERENCIAL

Según las autoridades, Roggio, de 53 años y originario de Pensilvania (EE.UU.); habría asfixiado con un cinturón a su víctima, a quien amenazó con cortarle un dedo, y ordenó a soldados kurdos que siguieran torturándole.

El Departamento de Justicia explicó en un comunicado que el empresario enfrenta ante un tribunal federal una pena máxima de 20 años de prisión por cada uno de los cargos de tortura.

Los hechos se remontan a 2015 cuando el empresario; propietario de la compañía Roggio Consulting, administraba un proyecto para construir una fábrica de armas en el Kurdistán iraquí, del que uno de sus empleados «expresó su preocupación» por las prácticas irregulares del plan.

Según la acusación, Roggio ordenó a soldados kurdos que secuestraran al trabajador «para evitar que interfiriera en el proyecto de armas».

La víctima estuvo secuestrada durante 39 días en un complejo militar kurdo, donde fue interrogado varias veces por Roggio, quien «ordenó a los soldados que asfixiaran a la víctima con una bolsa»; de acuerdo a la acusación.

También lo golpearon; saltaron sobre su pecho, amenazaron con cortarle un dedo y el mismo Roggio lo habría asfixiado con un cinturón hasta que perdió el conocimiento.

Esta acusación se suma a los otros 37 cargos que pesan sobre el empresario desde 2018 por haber traficado armas de fuego de Estados Unidos a Irak.

“Este acusado aprovechó su posición y usó soldados extranjeros para intimidar y coaccionar a alguien que representaba una amenaza para el éxito de su plan corrupto”, dijo la agente especial del FBI en Filadelfia Jacqueline Maguire; según recoge el comunicado.

EFE