Policía detuvo a mujer acusada de quemarle la lengua a su hijo

Funcionarios de la Policía del municipio Sucre del estado Miranda, previo a una denuncia interpuesta en ese despacho, aprehendieron a una ciudadana señalada al parecer de quemarle la lengua y los labios con una cucharilla a su hijo tras comerse un trozo de mortadela.

Loading...
policía de quemarle
Egreisy Coromoto Guevara, detenida


De acuerdo a las fuentes periodísticas, la dama quedó identificada como Egreisy Coromoto Guevara, de 31 años de edad.


Se comentó que la mujer salió de su residencia a comprar alimentos para preparar el desayuno y guardó la mortadela en la nevera.


Poco después se percató que su hijo se había comido un pedazo del referido embutido y en medio de su rabieta, se dirigió a la cocina, tomó entre sus manos una cucharilla y la calentó, poco después se la puso en la boca al menor de 3 años.


La mujer, toda iracunda, habría expresado lo siguiente: "Esto es para que no seas tragón y aprenda a respetar".


Ante los gritos aterradores de la criatura, vecinos desesperados llamaron a los funcionarios de la Policía Municipal de Sucre y poco después se acercó una comisión del referido organismo, practicando su captura en flagrancia.
El arresto se materializó en el sector La Lira de la parroquia La Dolorita, en Petare del estado Miranda.


Por su parte, un habitante de la comunidad, quien pidió el anonimato, manifestó a los reporteros que él escuchó los gritos de un niño y le vio las heridas en el rostro que le había ocasionado la madre. La denuncia se hizo eco en la comunidad.


Cuando los uniformados llegaron a la vivienda observaron que el menor tenía quemaduras en la boca.


Durante el interrogatorio, Guevara explicó que su hijo se había comido una mortadela que tenía guardada en la nevera para el desayuno y por esa razón lo castigó en tales circunstancias, dijo.


Previo a la inspección ocular, al pequeño también le apreciaron una quemadura en el cachete izquierdo. Se conoció asimismo que la mujer tiene una hija de 12 años de edad.


Como la adolescente no aguantó los insultos, atropellos de la madre e incluso maltratos físicos, la joven se marchó a la casa de su abuela. Presuntamente Guevara la mantenía limpiando la casa y cuando no lo hacía, procedía a castigarla a golpes con cualquier objeto contundente.


Ahora la ciudadana Egreisy Coromoto Guevara será presentada ante el tribunal por el delito de maltrato cruel contra su propio hijo y debe afrontar la justicia. La comunidad agradeció la oportuna intervención de los municipales.

LUIS ANTONIO QUINTERO | elsiglo

Loading...