Comenzó cuarentena radical en Ribas

Llegó el esperado por muchos, el año 2021 y con él se inició una nueva semana de cuarentena radical consciente y voluntaria, bajo el esquema 7+7, tal y como estaba estipulado por el Ejecutivo Nacional, en pro de elevar las barreras de prevención ante la presencia del Covid-19.

Loading...
Las fuerzas de seguridad estuvieron desplegadas en todo Ribas

En este sentido, el municipio Ribas no escapó de esta realidad, por lo que a través en un recorrido realizado por las principales calles y avenidas de la entidad, se corroboró como las mismas se encontraban con poca movilidad de personas y locales abiertos.

Las avenidas Rivas Dávila y Francisco de Loreto permanecieron con pocas personas en comparación con otras semanas. Del mismo modo, en la calle Páez y las principales de Las Mercedes y La Mora, se vivió el mismo panorama. En ambas zonas comerciales, sólo los locales permitidos subieron sus santamarías, para recibir a los compradores, quienes desde ya se encontraban realizando sus diligencias de la semana, para así cumplir esta medida desde casa.

El transporte público estuvo trabajando con normalidad, aunque varios pasajeros aseveraron que éste mantenía las mismas deficiencias de la radicalización pasada, la cual ya comenzaban a olvidar, por lo que en ocasiones debieron esperar de 15 a 20 minutos en las paradas para poder tomar la ruta que los llevara hasta sus destinos.

Ahora bien, para reforzar la medida de radicalización los cuerpos de seguridad adscritos a la entidad ribense, se desplegaron por las cinco parroquias del territorio para velar por el cumplimiento de las medidas extraordinarias de confinamiento y barreras especiales de contención en esta parte del eje Este aragüeño.

Los puntos de control estaban en las entradas del municipio, como lo son El peaje, la salida hacia la Colonia Tovar y finalmente los límites de Revenga y Bolívar por la Carretera Panamericana, allí los funcionarios verificaron el acatamiento de las medidas sanitarias en los vehículos particulares, así como el distanciamiento social en las unidades del transporte público y privado.

Por otro lado, fueron muy pocos los vendedores ambulantes que estaban en las calles de la ciudad y los comercios de ferretería, peluquería, calzado y textil permanecieron cerrados, cumpliendo la cuarentena total.

En resumidas cuentas, la cuarentena radical comenzó con éxito en Ribas, lo que causó empatía en los ciudadanos, quienes esperaban esta medida, ya que según ellos la nueva cepa del virus se acerca y esta es la mejor forma de prevenir.

“Es bueno que hayan puesto esta medida. Realmente nunca debieron quitarla, porque el virus sigue presente y la cultura de la gente con respecto a cuidarse es deficiente, lo que hace que veamos lo que pasó en diciembre que parecía que el virus no existía. Entonces, esta radicalización es buena para formatear esos cerebros y así cuidarnos más, ya que por ahí anda la segunda ola”, exclamó Rosibeth Rosales.

DANIEL MELLADO | elsiglo

Loading...