Venta de pescado se ha incrementado en La Victoria

Dueños y encargados de puestos de pescado en La Victoria, municipio Ribas, ofrecen variedad de especies, tanto de mar como de río a precios accesibles para el consumidor y que por consiguiente funcionen beneficiosamente para ellos, en vista del incremento en los precios que han registrando últimamente el pollo y la carne.

Loading...
 pescados de
Los pescados más llevados son la cojinúa, bonito, cazón y la sardina

En este sentido, según algunos pescaderos de esta parte del eje Este aragüeño, las cifras que mantienen están ancladas a los diferentes problemas, más que todo en lo que se refiere a transporte y combustible de los distribuidores, sin embargo los números que exhiben están por debajo de lo que demandan los demás productos cárnicos.

Libardo Díaz, quien labora en uno de estos sitios en la calle Andrés Bello del centro de la ciudad manifestó, que las variedades que ahora ofrecen a los ribenses son pescados como la sardina, bonito, cazón, entre otros, los cuales tienen un valor entre 150 y 700 mil bolívares el kilo.

Estas especies, según Díaz, son las más llevadas por los clientes, quienes buscan opciones más económicas para sustituir el pollo y la carne de res, no sólo por el elevado precio que tienen, sino por su versatilidad para prepararlos y servirlos en cada comida.

“Las personas buscan la economía, la sardina siempre va a ser la más llevada, pero la cojinúa, el bonito y el cazón no quedan a un lado, porque también funcionan perfectamente para desayuno, almuerzo y cena. Hay quienes también los buscan para pasapalos, todo va a depender del consumidor”, expresó el vendedor.

Asimismo, Díaz hizo énfasis en que los ciudadanos del eje Este en general, han tenido que bajar de categoría en los pescados que solían comprar como el dorado y atún, ahora sólo pueden adquirir otras opciones que se ajusten al bolsillo, esto sin contar que hasta para ellos no le es rentable.

También se pudo corroborar que los diferentes vendedores del mercado han coincidido que ante la triste situación económica que existe en el país, se las ingenian para brindar calidad y opciones a los ciudadanos, quienes siempre necesitan llevar el salado a su casa.

“Se nota que en La Victoria ya quedan pocas pescaderías y eso es por el bajo consumo, por eso nosotros debemos buscar no sólo nuestra economía, sino la de los clientes y mostrarle productos de buena calidad que ellos puedan pagar. Como dice el dicho una mano lava la otra. Aquí todos pasamos las mismas calamidades”, mencionó.

Finalmente, quienes trabajan con el expendio de este rubro alimenticio ratificaron que por la ausencia del efectivo, se vieron en la necesidad de implementar nuevas formas de pago, para así sobrevivir.

DANIEL MELLADO | elsiglo – La Victoria

Loading...