Con la desidia convive la calle Negro Primero

Con una oscuridad perenne, contenedores de basura en mal estado, maleza, gran cantidad de huecos y sin agua, viven los residentes de las calle Negro Primero de la ciudad de La Victoria, municipio Ribas, así lo denunciaron tanto residentes como transeúntes asiduos.

Loading...
Negro Primero

Los desechos se ven por toda la extensión de la calle

Y es que según los afectados, pese a que esta es una vía que se encuentra casi en el centro de la capital de Ribas, en la actualidad presenta un aspecto que deja mucho que desear, debido al deterioro y la falta de mantenimiento a la que ha estado sujeta, desde hace por lo menos por ocho años, convirtiéndola en un foco de contaminación e inseguridad.

En este sentido, quienes hacen vida en los edificios cercanos informaron que pasadas las seis de la tarde, deben encerrarse en sus apartamentos o residencias, pues les da pánico transitar por las calles debido a la falta de iluminación, que ha conseguido el incremento de la inseguridad.

Melisa Liendo, vive en las adyacencias de la zona y expresó que cuando regresa de hacer alguna diligencia o llevar alimentos a sus padres y se le hace tarde, puede observar como la calle pese a que es transcurrida, ya se comienza a observarse oscura y solitaria por lo que vive con los nervios “de punta”.

“Desde hace aproximadamente cuatro meses la delincuencia se ha desatado, no sé si es porque el confinamiento hace que las calles estén más solas y oscuras por la noche, pero a cada rato escuchas que robaron a alguien y hasta tiros oyes. Vivimos tensos y encerrados así no se puede”, agregó.

Según, varios encuestados el hecho de que las calles permanezcan a oscuras contribuye a que los amigos de lo ajeno, hagan de las suyas. “Los maleantes se sienten como en su casa por aquí, no hay nadie que les dé un parado, ya no sabemos a quién recurrir, pues ciertamente hacen recorridos de patrullaje por la pandemia, pero estos no parecen asustarlos y siguen robando a todo aquel”, señaló Mario Peñaloza.

Por otro lado, señalaron que este no sería el único inconveniente con el que tienen que lidiar, ya que también la vialidad se encuentra en pésimas condiciones, obligando a los conductores a reducir la velocidad y hasta dejar de pasar por la calle.

“Tenemos tiempo denunciando la gran cantidad de huecos que hay, pero estos llamados quedaron en el olvido, porque no han venido ni siquiera a verificar el problema, no con el programa ese Venezuela Bella. Estamos en el completo abandono”, aseveró Lucía Pérez.

Asimismo, Pérez mencionó que en la zona no ven agua por tuberías desde hace más de tres años, lo que los mantienen recurriendo a las tomas de agua cercanas diariamente para poder realizar los quehaceres del hogar. “Yo soy una persona mayor debo bajar cinco pisos con botellones, para poder llenarlos, porque aquí llevan cisternas para todos lados menos para acá porque según somos ricos. Es una completa falta de respeto”, exclamó la denunciante.

Es por ello, que los residentes reclaman a la municipalidad el arreglo de estas dificultades que no les permiten llevar una vida tranquila, de igual forma solicitaron a las autoridades correspondientes, que se incremente el patrullaje policial.

DANIEL MELLADO| elsiglo

Loading...