Dulces criollos se venden como pan caliente durante la cuarentena

La cuarentena ante la pandemia del coronavirus ha obligado a muchas familias a agudizar el ingenio y uno de los recursos más socorridos es la cocina, sobre todo la repostería para obtener los recursos económicos necesarios para subsistir.
María José Marrero Salazar continúa endulzando los paladares palonegrenses
En mucho de los casos los emprendimientos en este rubro son los que han mantenido la economía de muchas familias, sobre todo de aquellas que por generaciones se han dedicado a endulzar los paladares de los palonegrenses.
María José Marrero Salazar se graduó de contador público, a pesar de gustarle su carrera y haberla ejercido durante mucho tiempo, desde hace 4 años decidió junto a su hermana aventurarse en el mundo de la dulcería criolla tarjeta de presentación de Palo Negro, municipio Libertador.
Eso de hacer dulces – nos comenta María José- viene de familia pues es sobrina de doña Elonia Salazar, una mujer conocida por sus habilidades para crear los dulces más sabrosos que puedas conseguir en la jurisdicción. “Desde muy pequeña crecí viendo a mi mamá, abuelas, tías y primos haciendo dulces, pero ese dulce criollito, sabroso, el que comes y te deja con ganas de probar muchos más, como una conserva de coco, una paledonia o una torta María Luisa son algunas de los dulces que ofrecemos para degustar en tiempos de cuarentena”.
Mencionó la repostera que desde que comenzó la cuarentena, se cerraron las puertas de su negocio, para iniciar una nueva forma de vender los dulces sin violar las medidas de seguridad sanitaria, de tal manera de seguir en el mercado de la dulcería y mantener la economía como fuente de ingreso familiar, pero también es un oficio que disfrutamos al máximo.
A nuestra clientela le estamos ofreciendo tortas tres leches, de chocolate, marmoleada, quesillo y galletas. “Nuestra clientela nos puede ubicar por los números 04124903469 y 04124405689 y en instragram @ayricoca, donde pueden hacer sus pedidos consultar las formas de pago y si están en el municipio o zonas cercanas ofrecemos el servicio de delivery por un costo entre 50 y 80 mil bolívares y si fuera del municipio los vienen a retirar al negocio en los horarios establecidos para transitar”.
IRIOS MÉNDEZ| el siglo

Loading...
Loading...