Abuelas santacrucenses retoman el oficio de tejer

Mantener la mente ocupada se ha convertido en todo un reto durante los días de cuarentena,  sobre todo en las personas de la tercera edad, quienes hacen todo mientras pasan los días de resguardo para evitar la propagación del Covid-19.
María Moreno “ Me gusta tejer para mantener la mente ocupada”.
Sin duda alguna tejer resurge en un momento en el que la sociedad está cargada de estrés y preocupaciones. Hasta tal punto, que recurrimos a cualquier cosa para poder relajar nuestra mente sea como sea, dijo María Moreno, quien a sus 85 años asegura que las agujas e hilo se han convertido en su mejor compañía en tiempos de pandemia.
“Este oficio que dicen que es solo para las abuelas, lo aprendí desde muy pequeña precisamente de mi abuela y mi mamá quienes pasaban horas creando carteras, paños, gorros y todo aquello que se le venía a la mente para mantenerse ocupadas. En mi caso particular tejo en mis tiempos libre y todo lo que hago lo regalo ya sea a mis hijos o amigos, lo importante es tener la mente ocupada”.
La abuela María nos comentó que además de tejer también cose, siembra y ayuda a su hijas en algunos quehaceres del hogar. “La mayoría del tiempo la paso con mis agujas e hilo, pues así librero mis tensiones y preocupaciones es un oficio que pueden practicar niños y jóvenes mientras pasa la cuarentena”, indicó.
Si no sabes tejer, pero te gustaría intentarlo, te lo recomendamos; es muy divertido. Al principio puede costar un poco, pero con el tiempo verás la satisfacción que se obtiene al conseguir crear algo con tus propias manos y probablemente haya desatado tu creatividad e imaginación.
IRIOS MÉNDEZ| el siglo

Loading...
Loading...