El Gobierno de México defiende que no usan la fuerza para poner orden en la frontera

141

La caravana de migrantes partió desde Honduras la semana pasada, pero ante la imposibilidad de cruzar la frontera, muchos de ellos optaron por atravesar a través de la zona selvática.

Alfonso Durazo, el secretario de Seguridad de México, ha defendido la labor del Gobierno durante la crisis de los migrantes y ha asegurado que no están usando la fuerza, sino “poniendo orden en la frontera”.

“No podemos ser ingenuos, tenemos una visión humanitaria respecto a la migración, pero en el caso de estas caravanas hay muchos intereses detrás de su organización. No estamos haciendo uso de la fuerza, estamos ordenando el ingreso de cualquier persona que quiera venir a nuestro país”, ha defendido el secretario de Seguridad mexicano.

Durazo ha insistido en que “a lo menos que tiene derecho cualquier país es saber quién entra y quien sale“, pero, ha explicado, seguirán “dando la posibilidad” a todo aquel que quiera permanecer en México, siempre y cuando sea “de manera ordenada y cumpliendo con los requisitos”.

La Guardia Nacional repelió el lunes los intentos de casi 4.000 personas por entrar en el país de manera irregular utilizando gases lacrimógenos y las piedras que muchas de estas personas les lanzaban cuando empezaron los enfrentamientos.

Durazo también ha alertado de los “muchos intereses criminales” que hay en la organización de este tipo de caravanas por parte de los delincuentes que transportan ilegalmente a personas a otros países.

La caravana de migrantes partió desde Honduras la semana pasada, pero en ella también había salvadoreños y guatemaltecos. Ante la imposibilidad de cruzar la frontera, muchos de ellos optaron por atravesar a través de la zona selvática en la que se encuentra el río Suchiate.

El Gobierno de México informó que al menos 500 migrantes lograron alcanzar suelo mexicano tras cruzar el río. Un total de 402 fueron rescatados por el Instituto Nacional de Migración (INM) de México.

Loading...