Campesino murió al quedar atrapado en tiroteo entre bandas

El ciudadano Ángelo Enrique Páez Hidalgo, de 25 años de edad, murió tras recibir un disparo con armamento de guerra durante un enfrentamiento entre bandas que se disputaban el control de la zona, según la información revelada a los medios de comunicación.

Loading...

El paso del proyectil le provocó desfiguramiento del rostro, y su cuerpo quedó tendido a un costado de la carretera que conduce al sector Los Hicacos, vía a Polvorín, parroquia Pedro Arévalo Aponte del municipio Santiago Mariño.

Se informó que el agricultor recibió el tiro mortal pasadas las 11:00 de la mañana del martes, cuando regresaba a su residencia en Paraguatán, donde lo esperaba su esposa para almorzar.

Angelo Enrique Páez Hidalgo, muerto

Ese día, Páez no regresó a la residencia, en donde lo esperaban sus hijos y eso generó preocupación entre sus seres queridos.

Como no llegó a dormir, vecinos y familiares comenzaron a buscarlo desesperadamente, pero pasadas las 10:00 de la mañana del miércoles, la noticia les llegó sobre el hallazgo de un cadáver.

Al acercarse al sitio, observaron el cuerpo de la persona con su rostro destrozado, afirmaron los familiares en la mañana de este jueves cuando acudieron a la Morgue de Caña de Azúcar a retirar el cadáver para su cristiana sepultura.

Comentaron que el trabajador del campo no tenía enemigos ocultos ni mucho menos había recibido amenazas de muerte. En los actuales momentos estaba reuniendo dinero para la compra de los útiles escolares para sus hijos y la bala perdida le extinguió su vida.

El casó está bajo averiguación de los funcionarios de la Base de Homicidios de San Pablo. Por el momento no manejan apodos de los autores de ese crimen y habrá que esperar en el transcurso de las próximas horas para determinar si ya manejan pistas de quienes fueron los autores de ese crimen que causó consternación entre los habitantes de la zona.

LUIS ANTONIO QUINTERO | elsiglo
fotos | RAFAEL SALGUERO

Loading...